Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cabecilla del caso Cooperación dice que se ofreció a ayudar a la Fundación Cyes en sus proyectos para "ganar dinero"

El expresidente de la Fundación Hemisferio y considerado presunto cabecilla del 'caso Cooperación', Augusto César Tauroni, ha afirmado que se ofreció a ayudar al presidente de la Fundación Cyes, Marcial López, en sus proyectos de cooperación con la intención de "ganar dinero", puesto que es "empresario" y "siempre intento proponer cosas", ha dicho.
Tauroni, único acusado en prisión en este procedimiento, se ha pronunciado en estos términos en su declaración en el juicio que se sigue en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) por la primera pieza del 'caso Cooperación', en la que se investigan presuntas irregularidades en la concesión de subvenciones por parte de la extinta Consejería de Solidaridad a la Fundación Cyes en el año 2008.
El empresario, quien ha sido trasladado hasta el tribunal valenciano en un furgón policial desde la cárcel de Picassent, ha comenzado a declarar a las 9.45 horas, y ha anunciado que no va a responder a las preguntas formuladas por la Abogacía de la Generalitat, quien ejerce de acusación particular.
Así, ha comenzado el interrogatorio con las preguntas del fiscal, quien ha incidido en conocer cómo conoció al presidente de la Fundación Cyes y qué relación mantuvo con él en la concurrencia de ayudas a la Consejería de Solidaridad. Al respecto, el acusado ha explicado que lo conoce desde hace 15 ó 20 años, y luego en 2008 contactaron -no recuerda quien tomó la iniciativa-- para hablar sobre proyectos.
En estos encuentros, ha indicado que no le propuso que concurriera a grandes proyectos de la consejería, -en relación con los relacionados con Nicaragua, por los que la fundación recibió 1,8 millones de euros-: "las ONGs son las que deciden lo que hacen. Yo no puedo proponer a un tío de una ONG lo que tiene que hacer. Lo normal es que cada uno elige lo que se va a presentar", ha apostillado.
Así, ha expuesto que fue López quien le comentó lo de los proyectos de Nicaragua, y cuando se lo dijo le comentó que si le podía ayudar en algo, con el tema de la formación "o lo que sea", le ayudaría. "Él me dijo que se iba a presentar, le pregunté por su idea y me la explicó", ha expuesto. Luego, como es "empresario", intentó "proponer cosas": "pensaba en qué podía hacer o vender a este hombre"; "le dije que si le podía echar una mano con lo que fuera, lo haría, para intentar ganar dinero".