Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comisario de Santiago ratifica que un testigo del caso Asunta vio "a la chica" a las 19.20 horas del día del crimen

El abogado de Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, ha asegurado que el comisario jefe de la Policía Nacional de Santiago, Simón Sabariz, ha ratificado que un testigo declaró en la comisaría que había visto "a la chica" a las 19.20 horas del sábado en la calle República del Salvador de la capital gallega.
En su declaración en el marco de la investigación por la muerte de Asunta Basterra Porto, según Aranguren, el comisario de la Policía aseguró que mantuvo una conversación con los agentes que redactaron los informes del testigo que dijo haber visto a la menor antes de escribir el documento remitido al juzgado.
En ella, según ha manifestado Aranguren, le dijeron al comisario que el testigo había declarado que vio "a la chica" a las 19.20 horas, al respecto de lo que letrado de la madre de la niña afirmó que son relevantes los artículos usados en esa frase.
En una primera versión de los hechos, la madre de Asunta había declarado que dejó a su hija sobre las 19.00 horas del 21 de septiembre en su casa de Santiago de Compostela, y que cuando ella regresó un par de horas después, la niña ya no estaba. No obstante, modificó su relato cuando, en su primera declaración en sede judicial conoció la existencia de imágenes de cámaras de seguridad en las que se la veía en el coche junto a la menor en dirección a Teo.
Así, posteriormente declaró que había ido con la menor a la casa de Montouto y de regreso a la capital gallega la dejó en la Praza Doutor Ponte Castro -próxima a la casa del padre de la niña- y después volvió a la casa de Montouto.
Para este lunes estaban también previstas las declaraciones de dos forenses pero, debido a la baja por enfermedad de una de ellas, se ha suspendido para otro día, ya que esta diligencia debe practicarse conjuntamente.