Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El conseller de Cultura catalán cree que se hará e insta a los catalanes a que la Diada sea un éxito

El conseller de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Ferran Mascarell, ha expresado este domingo su convencimiento de que la consulta soberanista que plantea el Govern va a celebrarse y ha instado a los catalanes a manifestarse por la Diada para que sea un éxito.
En la apertura XLVI Universitat Catalana d'Estiu (UCE) que este domingo ha arrancado en Prada de Conflent (Francia), ha destacado que ahora hay que construir el discurso para que "haga imposible que nadie se atreva" a decir que la consulta no se celebrará, ha destacado.
Luego, en declaraciones a los periodistas y al preguntársele sobre el caso Pujol, ha dejado claro que la voluntad de los catalanes es independiente al expresidente de la Generalitat entre 1980 y 2003, pese a la importancia que ha tenido durante los últimos años.
Así, ha dicho que la consulta no responde a ningún anhelo individual, sino a una voluntad colectiva, del pueblo, que desea "un país mejor, más bien organizado, más inclusivo, más democrático, con más prosperidad y más culto".
Tras proclamar que el mundo entero está mirando a Cataluña y la evolución del proceso soberanista, ha apreciado que es fundamental que la celebración del 11 de septiembre sea "fuerte y sólida".
"Lo será, hacemos un llamamiento a que todo el mundo se apunte", ha dicho sobre la manifestación que organizan Òmnium Cultural y la Assemblea Nacional Catalana (ANC).
Para que el 11 de septiembre sea un éxito, Mascarell ha pedido que haya "unidad política" entorno al acuerdo alcanzado por varios partidos sobre la fecha y la pregunta de la consulta.
Mascarell ha atribuido el soberanismo a la "eclosión" de tres demandas: verdad, ejercicio pleno de la democracia y derecho a imaginar un futuro mejor.
CELEBRACIÓN
La UCE llega semanas antes de conmemorar en esta Diada los 300 años de la caída de Barcelona en la Guerra de Sucesión, en 1714, una contienda que para el conseller fue una "lucha entre dos moldes", uno inspirado en el modelo de Estado absolutista y centralista francés, y el que defendían las instituciones de la Corona de Aragón.
En este sentido, ha dicho que la apuesta catalana tenía un "carácter constitucionalista" y que se oponía al modelo borbónico, basada en los principios de jerarquía y autoridad y que ha sido el que, en su opinión, ha estado vigente en España desde entonces.
También ha destacado que el catalanismo ha hecho un cambio de paradigma y ha desvinculado el autogobierno con la necesidad de modernizar España, pues ya no es posible "transformarse desde dentro".
La inauguración de la UCE ha incluido una lección magistral del director del Museu d'Història de Catalunya, Agustí Alcoberro, titulada '1714-2014, repensar históricamente el Tricentenario'.
También han asistido el presidente de la UCE, Salvador Alegret; el del Institut d'Estudis Catalans (IEC), Joandomènec Ros, y el vicepresidente del Consejo General de los Pirineos Orientales, Marcel Mateu.