Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La delegación del Gobierno en Andalucía defiende su gestión en la crisis de inmigración frente a las quejas de las ONG

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha defendido este miércoles la forma en que se ha gestionado la crisis de inmigración originada a mediados de agosto en el Estrecho de Gibraltar, "salvando vidas, prestando asistencia humanitaria y garantizando los derechos de los migrantes, siempre de acuerdo con la legislación vigente y bajo la correspondiente supervisión judicial".
En un comunicado, ha recordado que la estancia en dependencias municipales de Tarifa de los inmigrantes llegados a la costa gaditana entre los días 11 y 13 de agosto fue respaldada por el Juzgado de Instrucción número 2 de la localidad, que "consideró que había que garantizar su asistencia humanitaria" hasta que pudieran ser trasladados a las diferentes comisarías para incoar los procedimientos correspondientes.
"Todo se ha hecho acatando las decisiones judiciales y teniendo como prioridad la atención a las más de 1.200 personas que llegaron a Tarifa en solo dos días, entre ellas madres embarazadas y niños que necesitaban atención médica, ropa y alimentos", ha explicado después de que este martes Andalucía Acoge y Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) denunciaran ante diversas instancias e instituciones la "detención ilegal" de estos inmigrantes por considerar que "fueron privados de libertad en polideportivos durante más de 72 horas y sin que en ese plazo se les pusiera a disposición judicial o se les facilitase acceso a un abogado".
Crespo ha insistido en que "todo se ha hecho acatando las decisiones judiciales" y priorizando la atención sanitaria y que, "como es habitual, es una Comisión Judicial la que ha decidido el destino de cada una de las personas que han llegado a Andalucía a través del Estrecho". SOLIDARIDAD Y CUMPLIMIENTO DE LA LEY
La delegada ha pedido que se reconozca "la solidaridad que han mostrado las diferentes administraciones públicas, instituciones y ciudadanos con los inmigrantes, una solidaridad que impulsa y respalda el Gobierno de España y que debe ser compatible con el respeto a la ley y la defensa de las fronteras españolas y europeas".
Crespo ha insistido en que "la Unión Europea no debe permanecer indiferente a la creciente presión migratoria del continente africano sobre su frontera sur", un fenómeno al que hay que hacer frente "desde muchas vertientes, incluida la cooperación con Maruecos, el apoyo al desarrollo de los países de procedencia y la regulación de los flujos, de forma que quienes llegan a Europa puedan tener garantizada una forma de vida digna".
La delegada del Gobierno, igualmente, ha agradecido nuevamente el esfuerzo que han realizado en este mes de agosto la autoridad judicial, el ayuntamiento de Tarifa, la Capitanía marítima del Estrecho y la autoridad portuaria de Algeciras y Tarifa, al tiempo que ha destacado la buena coordinación de Salvamento Marítimo con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policías Locales, Protección Civil y Cruz Roja, lo que ha permitido "garantizar una respuesta rápida y eficaz a la llegada masiva de embarcaciones, respetando los derechos de los inmigrantes y proporcionándoles ayuda humanitaria y atención sanitaria".