Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ejércitos de trece ex colonias africanas desfilan en París

Desfile militar y espectáculo aéreo en los Campos Elíseos de París (Francia), organizados con motivo de la conmemoración del Día de la Toma de la Bastilla, hoy, 14 de julio de 2010. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y catorce líderes de las antiguas colonias francesas en África asistieron a las celebraciones en la capital gala. EFEtelecinco.es
Fuerzas del ejército francés y de trece antiguas colonias francesas en África, en el cincuenta aniversario de sus independencias, desfilaron hoy en la avenida de los Campos Elíseos de París en la fiesta nacional gala.
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, abrió el desfile de fuerzas de tierra y de la tradicional exhibición aérea de efectivos del ejército del Aire de la antigua metrópoli y de soldados de los países africanos invitados en esta ocasión.
La participación de algunos de los ejércitos africanos no ha estado este año exenta de polémica, puesto que el desfile fue precedido de algunas protestas de organizaciones contrarias a la presencia de soldados de países como Togo o Congo.
La Federación Internacional de Ligas de Derechos Humanos (FIDH) alertó el martes de que al desfile podían asistir "dictadores y otros predadores de los derechos humanos".
A las ceremonias del 14 de julio de este año fueron invitados a participar Benin, Burkina Faso, Camerún, Congo, Gabón, Madagascar, Malí, Mauritania, Níger, República Centroafricana, Senegal, Chad, Togo y Costa de Marfil, esta última sin fuerzas en el desfile.
La presidencia de la República manifestó antes del desfile -que se desarrolló por momentos bajo una intensa lluvia- que el propósito de la invitación a los africanos era "reconocer" a los soldados de esos países su combate por la libertad de Francia en el pasado.
"La presencia de esos catorce países será también la ocasión de confirmar la renovación de nuestro vínculo privilegiado con África y de construir con nuestros socios africanos una relación decididamente equilibrada, transparente y libre de complejos", consideró el Elíseo.
La invitación a los ejércitos de esos países africanos suscitó controversia a principios de año, cuando se hizo pública, por considerar algunas voces críticas que no era el papel de Francia organizar actos en celebración del aniversario de la independencia de la mayoría de las antiguas colonias en el continente africano.
"El objeto de esta reunión no es celebrar vuestras independencias, eso lo hacéis muy bien vosotros mismos", zanjó Sarkozy el martes al recibir a los representantes de los países que acudieron a la cita.
Entre éstos no estuvo al final el presidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, representado por su ministro de Defensa, y la prensa francesa destaca hoy el hecho de que el Elíseo haya insistido en que se han hecho las comprobaciones necesarias para garantizar que no desfilan en París personas perseguidas por la justicia.
Las celebraciones del 14 de julio también han estado marcadas este año por la austeridad que impone las medidas gubernamentales contra la crisis económica, entre las que se ha resaltado que este año se suprimió la tradicional fiesta del jardín del Palacio del Elíseo ofrecida por la presidencia de la República.