Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una empleada de la academia de música de Valdeluz declara que el acusado era el profesor más demandado por las alumnas

Una de las secretarias de la academia de Música 'Melodía Siglo XXI', anexa al colegio Valdeluz de Madrid, ha asegurado este jueves ante el juez que año tras año el profesor Andrés D.D. era el maestro más demandado por las alumnas al ser el más querido de los cinco que daban clases de piano en este centro, manifestando que nunca vio nada raro que le pudiera llevar a pensar que las niñas sufrieran supuestos abusos.
El juez Hermenegildo Barreda ha continuado esta mañana con la toma de declaración de más padres de antiguas alumnas del profesor encarcelado por siete delitos de abusos sexuales a menores. En concreto, ha comparecido una madre que a su vez estudió en el colegio Valdeluz, así como una secretaria de la academia y madre de alumnos de este centro escolar.
Varias de las denunciantes sostienen que parte de los abusos que sufrieron se produjeron en la academia de música, que se ubica dentro del mismo centro educativo del barrio del Pilar. Sin embargo, una de las secretarias del centro ha manifestado que nunca vio nada raro.
El abogado Ramón Muñoz, que defiende a Andrés, ha destacado que la empleada de la academia ha corroborado que la elección de profesor era libre y que su cliente era cada año el más demandado por las alumnas, quienes esperaban en mayo colas desde las 2 de la madrugada para optar a sus clases.
El letrado Jesús Mandri, que defiende al exdirector del centro y al anterior jefe de estudios, ha asegurado que tanto éstas como las declaraciones de otros días están desvinculando a sus clientes, dado que nadie les menciona. Por ello, ha adelantado que es previsible que solicite al juez que archive su imputación, algo que solicitará cuando concluyan las comparecencia señaladas para mayo.
El pasado lunes, varios padres describieron al maestro encarcelado como una persona "cariñosa", "muy cercano" y preocupado por los problemas personales de los estudiantes, a quienes mandaba hasta felicitaciones navideñas.
Las declaraciones se situaron totalmente al otro extremo de las que se produjeron el pasado viernes en la que varios progenitores confirmaron los abusos que sufrieron sus hijas.