Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La esposa de Zelaya pide "estar firmes" y "defender nuestro futuro"

Cuando se comunicó con Efe, la primera dama hondureña estaba acompañada por algunos familiares, con quienes decidió "buscar protección". EFE/Archivotelecinco.es
Xiomara Castro de Zelaya, esposa del presidente Manuel Zelaya, destituido hoy por el Congreso de su país, después de haber sido llevado contra su voluntad a Costa Rica, pidió a todos los hondureños mantenerse "firmes" y "defender" el futuro.
La esposa de Zelaya, que dijo estar en un lugar "muy apartado", sin identificarlo, indicó que ha pasado "las horas más tristes de la historia", e instó a "no avalar con el silencio esas acciones que han atentado a la libertad".
"Soy madre y esposa", dijo la primera dama en declaraciones a la cadena multiestatal Telesur, antes de agregar que se siente "como muchas madres que temen por la vida de sus hijos".
"Por esos hijos, debemos estar firmes, defender nuestro futuro", agregó la esposa del presidente Zelaya, quien destacó que habló por última vez con su marido "hace dos horas y media", alrededor de las 18.30 GMT.
Afirmó que teme por su integridad y la de su familia, y por "lo que pueda pasar", y que pide a Dios que proteja a su familia.
Xiomara Castro agregó que "el embajador de Estados Unidos" en Honduras, Hugo Llorens, quien antes de la destitución dijo que el "único presidente que Estados Unidos reconoce en Honduras es el presidente Manuel Zelaya", le había indicado tener conocimiento de que sus hijos estaban "bien".
"Escuchar a mi esposo también nos tranquiliza", dijo.
La esposa de Zelaya agradeció a los "muchos países que se han solidarizado" con su marido, detenido esta mañana por militares y llevado por la fuerza a Costa Rica, y que han dicho que no reconocen otra autoridad que la de su Gobierno.
Asimismo, rechazó que su esposo haya escrito una carta de renuncia que fue leída y aceptada por el Congreso hondureño, que hoy nombró presidente a Roberto Micheletti, titular del legislativo. El propio Zelaya calificó de "falsa" la misiva desde Costa Rica.
"Toda aquella acción que esté rompiendo la democracia, que esté usurpando la paz y la libertad debe ser condenada", manifestó Xiomara Castro de Zelaya, quien dijo que en el lugar donde se encuentra no hay luz ni televisión.