Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gasto en altos cargos y personal eventual del Gobierno de Cantabria asciende a unos 3,3 millones de euros

El gasto en altos cargos y personal eventual del Gobierno de Cantabria asciende a unos 3,3 millones de euros al año. Así lo recoge el Portal de la Transparencia, una sección de la Web del Gobierno de Cantabria a la que se puede acceder a través de la dirección www.transparencia.cantabria.es, consultado por Europa Press.
Esta cifra incluye ya tanto la supresión de la paga extraordinaria de diciembre a altos cargos como la renuncia a una catorceava parte de su retribución que recientemente se decidió para presidente y consejeros (que no cobran extra).
Bajo la denominación de altos cargos se encuadran el presidente y la vicepresidenta, los ocho consejeros (con sus correspondientes secretarios generales), los directores generales (31, en total) y el interventor general.
Y como eventual, figuras como el director de gabinete (uno por consejería más el del presidente), un asesor de comunicación y un coordinador de Presidencia. El coste total previsto para 2012 asciende a 775.444 euros.
En concreto, como altos cargos, el gasto asciende a 30,3 millones de euros, los resultantes de la suma de las retribuciones del presidente (59.534 euros anuales), la vicepresidenta (58.181), los consejeros (56.828 cada uno), los secretarios generales (60.577, uno por consejería), los directores generales (60.577 cada uno) y el interventor general, con 87.442 euros de retribución anual, así como los puestos eventuales, como los directores de gabinete de presidente y consejeros(60.577 euros cada uno ) y los dos coordinadores (59.062).
En el número no se ha incluido el gasto de la decena de organismos autónomos ligados a las consejerías, como pueden ser el CIMA (Centro de Investigación de Medio Ambiente), la ODECA (Oficina de Calidad Alimentaria, de la Consejería de Ganadería), o el Servicio Cántabrto de Salud (SCS) por citar algunos ejemplos, ni las empresas públicas.