Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exalcalde de Tui, "encantado" tras declarar, afirma que si se dieron licencias "es porque había informes favorables"

El exalcalde de Tui (Pontevedra) Antonio Fernández Rocha (PP), imputado por supuestos delitos de prevaricación, tráfico de influencias y deslealtad profesional en relación a tramitaciones urbanísticas, ha afirmado estar "encantado" tras declarar en los juzgados, donde ha insistido en que si se dieron licencias para obras "es porque había informes favorables y no había advertencia de la secretaria".
Fernández Rocha ha acudido en la mañana de este viernes al Juzgado de Instrucción número dos de Tui (Pontevedra), donde durante más de una hora y cuarto ha respondido a las preguntas de la juez y la fiscal acerca de ampliaciones y construcciones llevadas a cabo en la Eurocidade.
Según ha explicado en declaraciones a los medios, las obras sobre las que le preguntaron tienen relación con una nave del Polígono Industrial de Areas --ocupada por una empresa de materiales de construcción--, dos viviendas de la parroquia de Randufe --concretamente por la ampliación de una y por el galpón de otra--, y la ampliación de una vivienda de la Rúa Nova.
Así, en relación a la supuesta concesión de licencias con informes negativos, ha señalado que lo que pasó es que los técnicos presentaron primero informes desfavorables y después otros favorables. "Si se ha dado permiso es porque supuestamente se modificó" el desfavorable o porque los técnicos tienen "criterios distintos", pero "siempre haces caso al último o en todo caso puedes pedir otro --informe-- más", ha manifestado.
De esta forma, ha insistido en que "si se dio licencia es porque había informes favorables y no había advertencia por escrito o verbal de la secretaria" y ha comentado que, en cualquier caso, estas cuestiones "se las tienen que preguntar a los técnicos".
En la mañana de este viernes también ha acudido a declarar una técnico de administración general municipal imputada. Por su parte, aunque el actual alcalde de la localidad, Moisés Rodríguez, estaba llamado para comparecer este viernes, finalmente no ha acudido debido a un cambio en las previsiones del juzgado.
Esta investigación dio comienzo a partir de una denuncia presentada por la Fiscalía de Medio Ambiente, en relación con supuestas actuaciones irregulares en materia de urbanismo y, además del actual regidor y de Fernández Rocha, en esta causa están imputadas otras tres personas.
CONCIENCIA TRANQUILA
El exedil, que ha aseverado que ha salido "encantado" de su declaración tanto por "el trato de la fiscal como de su señoría", ha trasladado que cree que el Ministerio Público "no tiene razón en presentar esta querella". "Pero en todo caso tiene que hacer su trabajo, que yo respeto, y lo que tengo que hacer yo es colaborar con la justicia", ha apostillado.
Según ha mantenido, su conciencia está "tranquila en todos los sentidos", a pesar de lo que ha reconocido que hubo "fallos" durante su gestión. "Claro que he tenido fallos, cometí errores, claro que sí, también los juzgados los cometen", ha señalado Fernández Rocha, que ha admitido que en ocasiones se presentan problemas para compatibilizar las normas de Patrimonio y de accesibilidad.