Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exconsejero valenciano Blasco llega al TSJCV con la "convicción" de no haberse aprovechado "nunca" de su cargo

El exconsejero de Solidaridad y Ciudadanía y diputado del grupo de los No Adscritos en las Cortes Valencianas, Rafael Blasco, ha llegado al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), donde desde este martes se le juzga junto a otras ocho personas por el 'caso Cooperación', con la conciencia "muy tranquila" y con la "convicción" de no haberse "aprovechado nunca de ningún cargo público" por el que ha pasado.
Blasco se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación a su llegada al tribunal valenciano, donde desde este martes y previsiblemente hasta el próximo 11 de marzo se le juzga junto a otras ocho personas por la pieza primera del 'caso Cooperación', en la que se investigan presuntas irregularidades en la concesión de ayudas desde la extinta Consejería a la Fundación Cyes.
Blasco ha llegado al TSJCV a las 8.50 horas --el comienzo de la vista está previsto para las 9.30 horas--, en un vehículo particular, y se ha parado a atender a los periodistas que le esperaban en la puerta. Minutos más tarde se ha presentado en el órgano judicial su abogado, Javier Boix.
En sus declaraciones a los medios, el exconsejero, quien también fue diputado 'popular' en las Corts, ha afirmado que llega al juicio "con mucha seguridad, con mucha tranquilidad, confiando en la justicia y convencido plenamente" de su "inocencia", y todo ello "después de casi tres años de un juicio paralelo en el que no se ha tenido en cuenta la presunción de inocencia y en el que se han vulnerado derechos fundamentales", ha apostillado.
Según él, "es el momento de la verdad", y se ha mostrado convencido de que este juicio "va a permitir aclarar todas las cosas": "soy una persona que llego con la conciencia muy tranquila, con la convicción de no haberme aprovechado nunca de ningún cargo público" por el que ha pasado.
Además, Blasco ha resaltado que sus recursos económicos y sus medios son en estos momentos "menores" de los que tenía cuando comenzó su andadura política, y por lo tanto entiende que "es el momento de clarificar estas cosas con tranquilidad, seguridad y dejar hablar a la justicia". "Y cuando esto termine --ha agregado-- estoy seguro de que vamos a poder hablar de muchas más cosas".