Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exgerente afirma que su hermana extraía dinero de Emarsa para él, Crespo, Morenilla y Bernácer

El exgerente de Emarsa, Esteban Cuesta, ha afirmado en su declaración ante el juez que su hermana se encargaba de extraer de diferentes cajeros automáticos dinero procedente de Emarsa tanto para él como para el expresidente y exalcalde de Manises, Enrique Crespo; el exgerente de la Epsar, José Juan Morenilla; y el jefe de departamento Ignacio Bernácer.
Cuesta, quien ya ha sido interrogado en el juzgado unas cuatro veces, había sido citado de nuevo a declarar este viernes después de revelar en un medio de comunicación que su hermana era la encargada de repartir dinero de Emarsa.
Así, en su nueva declaración, ha explicado que en una reunión que mantuvo con Crespo, Morenilla y Bernácer, éstos le indicaron de la "incomodidad" de ir diariamente a los cajeros a sacar dinero, y le preguntaron si conocía a alguna persona de confianza para realizar estas extracciones. Él les comentó que podía hablar con su hermana para ver si ella lo quería hacer.
Ella accedió --agrega-- y le dio inicialmente seis tarjetas, dos suyas, dos de Morenilla y dos de Bernácer, con su PIN correspondiente, y le indicaron que tenía que sacar un máximo de 500 euros por tarjeta en cajeros diferentes mientras hubieran saldo. A cambio, le darían de forma mensual 500 euros cada uno por la gestión.
Las dos tarjetas de Crespo --ha indicado-- las llevó también su hermana un par de meses. "La forma es que --ha dicho-- mi hermana acudía un día a la semana a Epsar a llevar el dinero extraído de las tarjetas, tanto de Bernácer como de Morenilla. Previamente concertaba con Bernácer que iba a estar allí para ser recibida y llegaba a la recepción de la Epsar, se identificaba como la de Gestoría y entraba en su despacho".
Respecto a los dos meses que tuvo las tarjetas de Crespo, ha contado que le entregaba a él el dinero semanal anterior y luego se lo daba al exvicepresidente de la Diputación de Valencia. "En una ocasión mi hermana sí acudió a la Alcaldía de Manises a llevar una tarjeta cuya titularidad figuraba a Roca porque a Crespo se le había quedado una de sus tarjetas bloqueada en el cajero".
El imputado ha explicado que su hermana desconocía la procedencia del dinero y ha dicho que "nunca" le preguntó quién era Roca. Así mismo, ha señalado que su relación con ésta es desde hace dos años "nula".
Por último, ha narrado que decidió aportar esta nueva información relacionada con su hermana para proteger a su mujer, porque le llegaron noticias de fuera del juzgado de que se pensaba que era su mujer quien sacaba el dinero con las tarjetas: "ante noticias que aparecieron de que el caso Emarsa se cerraba en la instrucción, yo sin querer perjudicar a nadie, porque no tengo interés en perjudicar a mi hermana, pero a la que no quiero perjudicar es a mi mujer, y no tengo más remedio que contar quién era la persona que se encargaba de la gestión con las tarjetas", ha dicho.