Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno señala que en la explosión en Baralla "todo apunta" a Resistencia Galega

El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, ha asegurado que "todo apunta" a que la explosión registrada esta madrugada en el Ayuntamiento de Baralla (Lugo) es un atentado de Resistencia Galega, dado el "modus operandi" con el que se produjeron los hechos, que provocaron importantes daños en el consistorio. El alcalde, Manuel González Capón, sostiene también que la explosión fue "evidentemente" intencionada, puesto que "tuvo lugar en la entrada, por la parte de dentro". La explosión ha causado daños en los edificios adyacentes y ha obligado a cortar la carretera N-VI.

En declaraciones a los medios de comunicación tras evaluar con las fuerzas del orden los daños ocasionados por la explosión, el delegado del Gobierno en Galicia explicó que, a la espera de los análisis más detallados, el artefacto explosivo estaba compuesto por pólvora y contaba con una composición de "entre tres y cinco kilos" contenidos en una olla a presión.
Juárez recordó que hace un año, el 7 de octubre de 2013, un artefacto explosivo colocado con el modus operandi de Resistencia Galega causó importantes daños en el Ayuntamiento de Beade (Ourense) y también hizo hincapié en que la próxima semana serán juzgadas tres personas por su supuesta pertenencia a esta grupo terrorista de carácter independentista.
El suceso está siendo investigado por expertos de la Guardia Civil, que ha enviado hasta allí a miembros de los TEDAX desde A Coruña.
"Estamos indignados, porque esto no tiene sentido", ha asegurado el alcalde popular, que hace un año ocupó las páginas de los diarios por decir, durante un pleno municipal, que las víctimas del franquismo "lo merecían", aunque días después pidió perdón por estas polémicas declaraciones.
El alcalde, que vive a cien metros de la Casa Consistorial, se despertó con la explosión, que pudo oírse a cuatro kilómetros de distancia.
Los daños han sido especialmente graves en la planta baja del Consistorio. Como consecuencia del suceso, la zona ha sido acordonada y está cortado el tráfico de la N-VI a su paso por el casco urbano de Baralla.