Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La exsenadora Torme relató a la Fiscalía en junio de 2015 el entramado de empresas de Martínez Pujalte

Entre los trabajos sí realizados, un libro sobre el futuro de las cajas de ahorro que el exdiputado elaboró junto a De Guindos
La exdiputada del PP Ana Torme relató de forma pormenorizada en junio de 2015 ante la Fiscalía de Valladolid el entramado empresarial para el cobro de trabajos presuntamente inexistentes del exdiputado del PP Vicente Martínez Pujalte que consta en una denuncia que el Ministerio Público ha presentado contra éste por los delitos de falsedad y cohecho en un juzgado de Valladolid.
En dicho escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, Torme detalló como ella cobró por labores de dirección y gestión de la empresa Sirga XXI Asesores hasta que se desvinculó de ella en 2001 mientras su socio multiplicaba esta cantidad en sus ingresos por ser quien realmente captaba los clientes y prestaba los asesoramientos ahora investigados. Lamenta que el exdiputado haya alimentado la versión de que ella participó en los beneficios ahora investigados.
Aseguraba entonces que tras desvincularse de la empresa advirtió irregularidades, como el hecho de muchas empresas que facturaban a Sirga fueran de personas del PP y que algunos de sus administradores estuvieran sometidos a escándalos de corrupción o fueran familiares de éstos.
Torme acudió con su abogado ante la Fiscalía Anticorrupción, si bien en dicho departamento les remitieron a la Fiscalía de Valladolid, donde el 15 de junio del pasado año presentó un escrito de 14 páginas al que ha tenido acceso Europa Press.
Los hechos denunciados por Torme han sido investigados desde entonces por la propia fiscal jefe de Valladolid, Esther Pérez Jerez, quien presentó recientemente denuncia -que no querella, lo que le hubiera obligado a dirigir la acción penal hacia personas concretas- que fue tumbada al Juzgado de Instrucción número 5 de la capital.
Este juzgado decidido inhibirse y remitir la misma al juez decano de Madrid para turnarla al juzgado que corresponda, trámite que pude durar al menos un mes. Fuentes de la defensa de Torme, que ejerce el despacho de Javier Pérez Aparicio, aseguran que el contenido del escrito del Ministerio Público recoge todos los puntos señalados por Torme en su denuncia inicial, y destacan que fuera la exparlamentaria la que alertó a la Justicia de lo que estaba ocurriendo.
En su escrito narra que ha sido diputada del Congreso entre 1996 y 2008 y que en el momento de la denuncia es senadora del Grupo Popular, razón por lo que tuvo contacto con varios diputados, entre los que citó a Martínez Pujalte y Jaime Ignacio del Burgo -ambos incluidos en la denuncia posterior de la Fiscalía-.
LOS MÚSICOS DE PUJALTE
Según Torme, Pujalte le propuso asociarse para poner en marcha una empresa de asesoramiento, en principio para gestionar los derechos de autor de "un grupo de músicos amigos suyos", al los que llegó incluso a presentar. La empresa Sirga XXI se constituyó el 22 de octubre de 2008, si bien la idea inicial no llegó a desarrollarse por motivos que Torme asegura desconocer.
Además de la gestión de los derechos de autor, Torme afirma que Martínez Pujalte le propuso incluir en el objeto de la sociedad la prestación de servicios de consultoría y asesoramiento fiscal, económico, financiero y jurídico, y que él asumiría el papel de presidente y ella el de secretaria.
En su denuncia, Torme señaló hace un año que el trabajo de captación de clientes fue asumido por el exdiputado y que entre los trabajos en dicho ejercicio aparecieron estudios para la Confederación de Empresarios de Badajoz, asesoramiento a la empresa Corporación Llorente S.L. -entidad con renombre en Valladolid-.
HERENCIA DE TRILLO
Sobre esta empresa en particular, Torme señala que Martínez Pujalte "desde luego no me dijo que anteriormente ese trabajo lo desempeñaba otro exdiputado del PP, Federico Trillo, tal y como desvelaría la prensa y ha reconocido él mismo públicamente·.
Según los datos obrantes en la denuncia, Sirga emitió factura a Corporación Llorente el 27 de noviembre de 2008 por importe de 15.000 euros, y a ella no se le informó de que se trababa de un contrato mensual, cosa que conoció después.
Otros trabajos que surgieron para Sirga XXI Consultores fueron la confección de un libro científico sobre las cajas de ahorro españolas, de cuya edición se encargó Aranzadi y cuyos directores fueron el propio Pujalte y el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos.
Martínez Pujalte seguía captando otros clientes y subcontrató a Miguel Marín Cozar, quien luego se incorporaría como socio a Sirga XXI, y asesoró entre otros a Marcenado Economistas S.L y Mind Talent Selectión S.L. En el año 2011 la labor se ampliaría a Karistia S.L. Y a Scardovi, las empresas de Pedro Gómez de la Serna y Gustavo de Aristegui, exdiputados del PP investigados en la Audiencia Nacional.
A continuación, Torme revela a la Fiscalía los pagos efectuados por todas estas empresas a Sirga XXI, que fueron de 18.000 euros en 2008, 150.365,38 euros en 2009, 108.380,44 euros en 2010, y 136.457 euros en 2011. Ella limita sus relaciones profesionales con Aranzadi, Atento y Ceim en lo que respecta a los proveedores de Sirga XXI.
"Al resto de empresas no las conozco personalmente, ni me he reunido con ninguno de sus dueños, representantes o empleados en ninguna ocasión, ni he realizado ningún trabajo para ellas, a excepción de los informes sobre iniciativas y proyectos legislativos realizados por encargo de Vicente Martínez Pujalte para Creex, y CES de Extremadura", se excusa Torme ante el Fiscal.
COBROS DE PUJALTE
Sobre sus retribuciones, Torme aseguró que Martínez Pujalte obtuvo en 2008 los 15.000 euros que procedían de Corporación Llorente porque él fue quien realizó la prestación profesional. Para evitar confusiones, se estableció que, dados de alta como autónomos, recibirían una retribución por dirigir la empresa y el exdiputado otra más por los servicios profesionales que prestara personalmente.
En el año 2009 Torme ella percibió un sueldo de 19.956 euros, mientras que en atención a su doble cometido Martínez Pujalte se embolsó 40.880. El reparto en 2010 fue de 27.456 euros para Torme y 65.706 para Martínez Pujalte, mientras que en 2011 el reparto fue de 35.380 para la primera y de 96.456 euros para su socio.
Tormé decidió abandonar el proyecto en 2011 "viendo que la empresa estaba en manos" del exdiputado, por lo que vendió sus participaciones en noviembre de dicho año por 5.250 euros. No volvió a tener noticias de la empresa hasta que el diario El País publicó una información que hablaba de que Hacienda había descubierto el pago de 354.000 euros de una constructora a Trillo.
Alarmada porque se le citara en dicha información, la senadora decidió acudir a un abogado, bajo cuyo consejo presentó esta denuncia y decidió no comparecer ante los medios y ponerse a disposición de los dirigentes de su partido. También pidió a su exsocio que explicara que ella no era ya partícipe de Sirga XXI en sus apariciones públicas. Sin embargo, esto no se produjo.
SEÑALES DE ALARMA
Buscando en Internet, dice que saltaron las alarmas cuando comprobó que algunos de los clientes de Sirga XXI eran miembros del PP, como De la Serna y Gustavo de Arístegui, y que tanto su socio como éstos se lo habían ocultado. Además de Scardovi y Karistia, vinculadas a éstos, cita Mind Talent Selection, vinculada al exdiputado Alejandro Ballestero.
Añade que entonce también obtuvo información del hecho de la coincidencia en las fechas de constitución de muchas mercantiles vinculadas a Sirga "y que no pocos de los administradores de esas empresas que les pagaban tuvieran como administradores a personas "sometidas a escándalos de corrupción", entre los que cita a Juan Antonio Mora ("caso Unión"). Cita también la empresa Grupo Hoteles Playa, de José María Rosell, casado con Mar Agüero, ex presidenta del PP de Almería y senadora del PP.