Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gestor de la fortuna de los Pujol cuestiona las explicaciones de la familia

No empezaba bien el día para Marta Ferrusola, ni tampoco para su marido. Otra vez, las malas noticias llegaban desde Andorra. Y es que hoy hemos conocido que la persona que gestionaba la fortuna oculta de los Pujol en el Principado, José María Pallerola, se sinceró hace unas semanas con el juez de la Audiencia Nacional que investiga estos hechos. El gestor confesó que Marta Ferrusola en la etapa en la que su marido era aún el honorable president catalán, ella se desplazó a Andorra en tres o cuatro ocasiones.  Recuerda el gestor que solía dirigirse a él de forma distante y sus palabras no iban más allá de un ‘oye, dame un millón de pesetas’. Un dinero fuera de cualquier control de Hacienda. Peor recuerdo tiene el gestor de Jordi Pujol Junior, al que definió ante el juez como la maldad y un tío complicadísimo que nunca le llegó invitar a un café, a pesar de gestionarle durante años una fortuna de origen más que dudoso. La orden que tenía el gestor era no hacer preguntas. Relata que Pujol Junior se presentó a principios de los 90 con varios centenares de millones de pesetas en metálico. Sin más justificaciones, dijo que procedía de una herencia de su abuelo. Tampoco justificó los ingresos millonarios que, a lo largo de los años, iban recibiendo las cuentas asociadas a esa fortuna.