Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La izquierda abertzale cree que el comunicado de ETA no supone "el cierre del conflicto político"

Los dirigentes de la antigua Batasuna Rufi Etxeberria (2d) y Maribi Ugarteburu han presentado hoy en San Sebastián.telecinco.es
La izquierda abertzale ha ofrecido una comparecencia celebrada en San Sebastián, en la que han estado presentes Rufi Etxeberria, Jone Goirizelaia, Juan José Petrikorena, Txelui Moreno, Maribi Ugarteburu, entre otros muchos.
En un texto leído por Rufi Etxeberria y Maribi Ugarteburu, en euskera y castellano, respectivamente, éstos han indicado que el anuncio de la banda armada es una "decisión histórica de enorme calado" y supone un "antes y después, que marcará el futuro político de este país".
A su juicio, la decisión anunciada por la banda armada muestra su "plena disposición" para responder a la "nueva situación creada en Euskal Herria con una mayoría social y política que actúa en clave del país en defensa de sus derechos y de su futuro libre y democrático".
"ETA ha depositado su histórica decisión en esta mayoría social y en la comunidad internacional que a través de la conferencia, celebrada este pasado lunes en San Sebastián, ha creado las bases para encarar un proceso de soluciones en su globalidad dando respuesta a sus causas y sus consecuencias", han afirmado.
Además, han opinado que la organización terrorista ha respondido "plenamente" a la demanda que la citada conferencia le realizó y que la mayoría social vasca "ha reivindicado todo este tiempo desde el Acuerdo de Gernika".
Medidas para "superar las consecuencias del conflicto"
La izquierda abertzale ha considerado que el anuncio de ETA de fin de su actividad armada debe ir acompañado por "las medidas que superen las consecuencias del conflicto por parte del gobierno español y del francés". En este sentido, han hecho un llamamiento a los Ejecutivos español y francés para que, "sin dilaciones, respondan con responsabilidad y altura de miras a esta decisión histórica adoptando las medidas que les corresponden".
No obstante, ha indicado que esta decisión no supone el "cierre del conflicto político", que "necesita de soluciones políticas" y que tiene su origen en la negación por parte de los estados francés y español "del reconocimiento y el derecho a decidir de Euskal Herria".
Apertura del diálogo político
Al respecto, han advertido de que a partir de hoy "nadie podrá ocultar tras la coartada de la lucha armada" ese conflicto político. "El cierre del ciclo armado debe dar paso a la apertura de un diálogo político en clave democrática en el que todas las culturas políticas de este país son necesarias", han destacado, para añadir que el mismo debe "desatar los nudos históricos del conflicto que son el reconocimiento de Euskal Herria como nación y su derecho a decidir".
Según la izquierda abertzale, sólo abordando el conflicto desde sus "raíces" y dándole una solución "democrática" se podrá lograr "un escenario de soluciones definitivas que haga posible materializar todos los proyectos en igualdad de condiciones, también el independentista que sigue vetado".
Tras insistir en que "la negación de la realidad nacional de Euskal Herria y su derecho a decidir constituye la semilla histórica del conflicto y que de no superarla no será posible abrir un marco de plena democracia en este país", la izquierda abertzale ha apuntado que ha llegado el momento de abordar ese "debate democrático sin cortapisas, ni vetos".
Asimismo, ha señalado que el mismo debe terminar con la consecución de un acuerdo "sustentado en el reconocimiento como nación de Euskal Herria y su derecho a decidir, dejando en manos de la ciudadanía su refrendo". Etxeberria y Ugarteburu han incidido en que la consecución de ese "acuerdo democrático debe ser el objetivo prioritario como país en el nuevo tiempo abierto tras la Conferencia Internacional y la decisión histórica de ETA".
Por ello, han calificado de "irresponsables" los "intentos que desde ciertos sectores políticos cada vez más minoritarios" en este país, "siguen dando la espalda a esta necesidad democrática con discursos negadores del conflicto y planteando un futuro de ganadores y perdedores" que supone "la antítesis" de la convivencia democrática.
Por otro lado, el máximo responsable de EA -integrante de la coalición Amaiur junto a izquierda abertzale, Aralar y Alternatiba-, ha dado la "bienvenida" a la nueva "etapa" que se abre con el comunicado en el que la organización terrorista anuncia el "cese definitivo" de su actividad "armada".

A su juicio, el paso dado por ETA era "imprescindible", aunque ha manifestado que ahora "la pelota está en el tejado de los gobiernos" español y francés, ya que "nadie puede decir que está terminado el proceso". El dirigente de EA ha pedido "altura de miras" a todas las partes y ha afirmado que "se han acabado las excusas para el inmovilismo de los Estados". "No hay razón para seguir con la represión en los Derechos Humanos ni con la cerrazón para afrontar el proceso político" que permita a la sociedad vasca que se "exprese" sobre su futuro.