Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez acuerda libertad provisional para Alfonso Rus y fianza de 2 millones

El juzgado de Instrucción número 18 de Valencia ha acordado libertad provisional para el expresidente de la Diputación de Valencia y del PP en esta provincia, Alfonso Rus, el exvicepresidente de la corporación provincial y exalcalde de Moncada, Juan José Medina; el exalcalde de Genovés y exjefe de gabinete de Rus, Emilio Llopis; y el exvicepresidente de la Diputación y ex secretario autonómico de Educación, Máximo Caturla, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).
El juez ha decretado medidas cautelares para los cuatro, que tendrán la obligación de comparecer cada 15 días en el juzgado. Además, ha fijado fianzas de 2 millones para Alfonso Rus, que se ha acogido a su derecho a no declarar, y para Máximo Caturla. En el caso de Llopis y Medina, la cifra es de un millón de euros para cada uno. El alto tribunal valenciano recuerda que estas cantidades son para garantizar la responsabilidad civil en caso de una eventual condena.
Se trata de cuatro de los 'pesos pesados' de las 24 personas que fueron detenidas el pasado martes en la denominada Operación Taula --hay además otros cinco investigados--, que se centra en una presunta trama de corrupción en torno al PP valenciano y a la empresa pública Imelsa.
Los cuatro exdirigentes populares han sido los últimos en comparecer ante el juez y han puesto punto y final al desfile de políticos, empresarios y técnicos de estas tres jornadas en la Ciudad de la Justicia de Valencia.
Tras comparecer ante el juez, los 24 detenidos en la operación Taula mantienen la condición de investigados --nueva denominación de los imputados-- por prevaricación, malversación, cohecho y tráfico influencias. En el caso de 22 de ellos, se han acogido a su derecho a no declarar.