Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un miembro del 'clan de los Charlines' niega las acusaciones de supuesto tráfico de drogas

José Jorge Durán Piñeiro, pareja de la sobrina del patriarca del 'clan de los Charlines', ha negado este jueves las acusaciones de tráfico de drogas en el juicio que se inició en la Sección Cuarta de la Audiencia de Pontevedra, en el que se sienta en el banquillo junto a otros tres procesados.
Tan sólo dos de los procesados, David P.C. y Antonio R.F., han reconocido en el juicio que cultivaban en su casa marihuana para "autoconsumo".
La Guardia Civil realizó una serie de seguimientos y pinchazos telefónicos que sitúan a Jorge Durán como la persona que suministraba la cocaína a otro de los acusados, Ricardo P.F..
Los agentes detuvieron a este último el 4 de noviembre del 2010 en el peaje de la autopista de Ordes (A Coruña) "cuando se dirigía a hacer una entrega de cocaína" y los investigadores sostienen que ese mismo día, antes de salir para realizar esa operación, estuvo en la casa de Jorge Durán en Vilagarcía de Arousa.
Según la versión de Durán, ese día su amigo Ricardo P.F. acudió a su casa muy temprano porque había contraído una deuda con la Seguridad Social. "Fue a mi casa para pedirme por favor que le dejara 1.500 euros", ha aseverado.
En el momento de ser detenido Durán en la casa que compartía con Rosa Charlín, fueron localizados 24.890 euros en efectivo y 31 teléfonos móviles. El acusado justificó ante el tribunal que ese dinero provenía de sus negocios de compra venta de coches y respecto a los teléfonos incautados "no había 31, había 400", afirmó porque su entonces compañera sentimental tenía una tienda de telefonía en Vilagarcía.
ENCARGOS
Las continuas visitas de Ricardo P.F. a su casa formaban parte, según explicó el procesado, de encargos relacionados con sus negocios que consistían en ir a recoger o entregar vehículos.
Por su parte, Ricardo P.F. se negó a responder a las preguntas del fiscal, pero sí dio contestación a las del resto de abogados para negar los hechos de los que está acusado, ratificando la versión aportada por su amigo.
En cuanto a Antonio R.F., a quien supuestamente Ricardo iba a llevar droga a Barreiros para que distribuyese en la zona, explicó que el otro acusado le estaba "realizando obras en casa". Y David P.C. admitió que "como mucho", hacía algún intercambio de la marihuana que cultivaba.
El juicio no concluyó este jueves a falta de la práctica de las últimas pruebas y se retomará el próximo 24 de abril. Jorge Durán y Ricardo P.F. se enfrentan a seis años de prisión y una multa de 34.940 euros, al contar con antecedentes por narcotráfico, y los otros dos acusados a cinco años y seis meses y multa de 12.266 euros.