Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro dice que dos de los detenidos son "extremadamente peligrosos" y pensaban atentar en España

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha señalado que los dos euroasiáticos detenidos por su presunta vinculación con Al Qaeda eran "extremadamente peligrosos" y uno de ellos está considerado "un operativo muy importante" dentro de la franquicia terrorista.

Se trata de los dos individuos de nacionalidad rusa, uno de ellos de Chechenia, que han sido detenidos en Ciudad Real. Según ha explicado, ambos tienen formación militar y uno de ellos protagonizó una resistencia "descomunal" en la detención que obligó a intervenir a los GEO. Fernández Díaz ha indicado que estos terroristas pretendían atentar "en España y/o otro país".
El tercer detenido es de nacionalidad turca, pero se le considera más un "facilitador". Fue en La Línea de la Concepción (Cádiz), donde el grupo tenía un piso con explosivos en la calle Virgen de Loreto, en la barriada de Mirasierra.
La operación se ha realizado gracias a la cooperación con las Fueras de Seguridad y los servicios de Inteligencia de otros países, Durante dos semanas, los tres presuntos terroristas estuvieron bajo vigilancia y, al detectarse movimientos sospechosos de su posible salida del país vía Francia, la Policía procedió a la detención.
El explosivo hallado rondaría los 100 gramos, aunque en el domicilio de la Línea de la Concepción también han encontrado aparatos susceptibles de ser empleados como temporizadores. Se trata, según el ministro, de una cantidad suficiente para volar un autobús.
Los detenidos pasarán este viernes a disposición de la Audiencia Nacional para declarar ante el juez Pablo Ruz, que ha dirigido el operativo.