Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sin noticias de los tres cooperantes españoles secuestrados en Mauritania

El director de la ONG Barcelona Acciò Solidària, Francesc Osan, ha indicado a Informativos Telecinco que las familias de los tres cooperantes españoles secuestrados están intranquilas y preocupadas, pero no se van a desplazar a Mauritania por el momento. Confían, además, en que todo se solucione pronto para así poder terminar su caravana solidaria. De momento, nadie ha reivindicado el secuestro, pero sí se empiezan a esclarecer la cronología del suceso. Los gobiernos español y mauritano dicen estar ya trabajando en el caso. Se cumplen las primeras 24 horas sin notivia de Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez.
"una carretera muy transitada" y "teóricamente muy segura".
"Esta es la novena edición de la Caravana Solidaria, en esta carretera nunca había pasado nada y nada hacía prever que iba a pasar algo", ha manifestado Osan, quien ha añadido que las propias autoridades mauritanas "están alarmadas porque haya pasado precisamente en esta zona".
 En este sentido, Osan ha señalado que el último contacto con el Gobierno español fue anoche, de manera que no tienen ninguna referencia oficial a las hipótesis lanzadas por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, acerca de una posible autoría del grupo Al Qaeda en el Magreb Islámico.
El Gobierno mauritano ha comunicado al español que cuenta con los medios suficientes para realizar las labores de búsqueda y rastreo de los tres cooperantes catalanes secuestrados en su país y ha descartado por el momento recurrir a los medios que ha ofrecido la Guardia Civil.
Según han informado fuentes del Ejecutivo español, la operación la coordina el Estado Mayor del Ejército mauritano.
"No era esperable en esa zona, es como si en la AP-7 pasara algo. Es algo insólito", asegura Osan. Según declara, los familiares se muestran intranquilos y preocupados por todo lo que está pasando, pero no tienen miedo. De hecho, el resto de compañeros que viajaba en la caravana solidaria (otros treinta) se encuentran perfectamente protegidos y se plantean continuar la ruta. Se encuentran custodiados por el ejército mauritano y por la Guardia Civil española. "Casi son las personas más seguras del mundo en estos momentos", ha matizado.
Osan ha asegurado que los cooperantes están "esperanzados" en que los acontecimientos acabarán "bien", de modo que confían en "acabar la caravana y repartir el material humanitario de todos los proyectos". Así, el director del proyecto ha anunciado que, entre esta noche y mañana por la mañana, los miembros de la ONG decidirán mediante una "asamblea telefónica" si continúan o abandonan la Caravana por este año, "en función de la moral de la gente" y a la espera de que se confirmen las hipótesis que han motivado el secuestro.
El gobierno, movilizado
El Gobierno español ha activado todos los resortes diplomáticos a su alcance para tratar de resolver lo antes posible el suceso. Desde que anoche se tuvo noticia del secuestro el Ejecutivo se mantiene en contacto con las autoridades mauritanas, con las de Mali y con familiares de los secuestrados y de la ONG que organizó el viaje, Barcelona-Acció SolidÓria.
Entre estos contactos, destaca la conversación del Ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, con el presidente de Mauritania, Mohamed Uld Abdelaziz, que ha garantizado toda la colaboración para localizar a los tres secuestrados. También el gobierno catalán ha intensificado las gestiones al más alto nivel para tratar de conseguir una "resolución positiva" del secuestro y ha puesto en marcha "un dispositivo de emergencia" para coordinar sus esfuerzos, ha informado la Generalitat.
Desde Bruselas, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que "todo apunta" a que el secuestro ha sido obra del grupo islamista radical Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), que ya ha actuado antes en esa zona buscando como objetivos a cooperantes europeos o norteamericanos.
Mauritania rechaza ayuda española
 
Las autoridades del país africano dedican en estos momentos cinco patrullas de la policía y dos aviones del Ejército del Aire, apoyados desde tierra por miembros del Ejército. IM