Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición exige a Fabra que haga públicas las facturas de la caja fija

Los grupos de la oposición han exigido este martes al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que dé explicaciones y haga públicas las facturas de la caja fija con las que, han apuntado, "pueden haber ocultado numerosos gastos irregulares" de "contrataciones que deberían haber salido a concurso público o usadas como unas tarjetas black para gastos particulares" y que cifran entre 1.000 y 2.189 millones de euros desde 2006.
Así, el portavoz adjunto del grupo parlamentario socialista en Les Corts Rafael Rubio ha denunciado que algunos informes de la Sindicatura de Comptes ya advierten de que pagos de la caja fija "no cumplen la normativa" ya que "se están abonando conceptos que deben salir a concurso público".
Al respecto, Rubio, en un comunicado, ha reprochado que con este tipo de mecanismos lo que está haciendo el Consell es "impedir que las empresas opten a ser suministradores de la Generalitat". Por ello, ha indicado que Fabra "no puede seguir ni un minuto más callado ante este escándalo y debe dar explicaciones inmediatas" porque "desde 2006 a 2013 la Generalitat ha podido disponer de 2.189 millones de euros con los que se han pagado conceptos sin cumplir la normativa".
En este sentido, señala que en estos pagos existen "numerosas lagunas" y ha indicado que en la revisión parcial de algunos casos que ha realizado la Sindicatura "se han detectado numerosas incidencias" por "conceptos que se pagan y que no se adecuan a las normas y están insuficientemente justificados". Para Rubio, los gastos que se han ido conociendo, como la compra de huevos kinder, ñoras, pechugas villaroy, viajes, cajas de naranjas o bombillas led, "rayan lo imposible".
Sin embargo, ha acusado a Fabra de "mirar hacia otro lado" porque "no ha hecho absolutamente nada para acabar con los pagos irregulares que se están produciendo con la caja fija, no ha hecho absolutamente nada para reclamar el dinero a los cargos que lo gastaron indebidamente". Por ello, ha preguntado: "qué está ocultando Fabra cuando se niega a entregar los gastos de la caja que reiteradamente le ha solicitado el grupo socialista".
A su juicio, si el Consell y Fabra "no tienen nada que ocultar lo que tienen que hacer de inmediato es entregar la documentación, algo muy sencillo porque no pedimos las facturas sino el expediente que se tiene que elaborar para hacer frente a esos gastos". De lo contrario, según ha indicado, "lo único que demostrarán es que están tapando estos gastos irregulares".
Del mismo modo, desde EU Marga Sanz ha señalado que "lo que está haciendo el Consell es esconder sus vergüenzas". "El Consell no quiere dar información porque saldría a la luz pública aspectos y cuestiones de ese hacer que tienen tan absolutamente alejado de la transparencia", ha afirmado.
Al respecto, ha criticado que hable de una Ley de transparencia cuando, se ha preguntado, "qué transparencia se puede decir que existe en estos momentos por parte del Consell cuando se niegan a entregar las facturas que acreditan este desastre". "El Consell no puede engañarnos. La marca opacidad es nuevamente y desgraciadamente la marca del Consell", ha apostillado.
POSIBLE FINANCIACIÓN IRREGULAR DEL PP
Del mismo modo, la portavoz adjunta de Compromís, Mónica Oltra, ha señalado que además del uso de la caja fija por los altos cargos "como unas tarjetas black para cargar todo tipo de gastos particulares", se ha utilizado la caja fija para "realizar contrataciones irregulares y fraudulentas".
De este modo, ha recriminado: "volvemos nuevamente a estar ante sospechas de una posible vía de financiación irregular del PP, favoreciendo a determinadas empresas, no sacando esas contrataciones a concurso público con la transparencia y publicidad que requiere".
En ese sentido, ha reprochado que los gobiernos del PP han usado la caja fija para "esconder contratos que tendrían que haberse adjudicado por concurso público y la otra como tarjetas black de los altos cargos del gobierno para cargar sus gastos particulares en las arcas públicas". "Es una cosa que queremos destapar, por eso llevamos tres años pidiendo esta documentación al Consell", ha recordado.
Sin embargo, ha lamnetado que el gobierno del PP no quiere dar la documentación de la caja fija y ha anunciado que recurrirá la sentencia del TSJ que le obliga a entregarlas a su grupo porque "sabe que si esta información se hace pública saldrá toda esta porquería e ilegalidades de las que estamos hablando". "El caso de las tarjetas opacas de Bankia estamos hablando de 15 millones de euros y la caja fija de la Generalitat desde del año 2006 ha supuesto más de 1.000 millones de euros", ha señalado.
"Si esas facturas de la caja fija salen a la luz pública en el PP no tendrán sólo un problema de opinión pública sino un problema judicial, por eso Alberto Fabra quiere recurrir ante el Supremo aunque sea utilizando un argumento ridículo como el de la cantidad de fotocopias que tendrían que hacer para darnos la documentación, cuando todo el mundo sabe que esto está completamente informatizado y sólo tienen que pulsar un botón para facilitárnoslo", ha concluido Oltra.