Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 15-M anima a los peregrinos a participar en sus asambleas en su estancia en Madrid

Una protesta de la plataforma 15M bloqueada por los agentes antidisturbios. Foto archivo EFEtelecinco.es
"Invitamos a los jóvenes que vienen de diferentes partes del mundo a informarse, sin mediaciones ni manipulaciones interesadas, de la verdadera realidad del 15-M",  informan en un texto publicado en la web 'madrid.tomalaplaza.net'.

En este sentido, aseguran que el 15-M "no es en modo alguno un movimiento doctrinario" y que, "muy al contrario, respeta todas las tradiciones y tendencias espirituales, respecto de las cuales no se pronuncia, en principio, ni a favor ni en contra".

"Con esta participación este movimiento está propiciando un encuentro verdaderamente mundial, sin exclusión alguna por razón de creencias religiosas o ideológicas", defienden, para criticar, sin embargo, que consideran "inapropiado" el lema de la Jornada Mundial de la Juventud ya que, a su parecer, "a quien se convoca de forma efectiva no es a todos los jóvenes del mundo sino solo a los católicos".

En esta misma línea, la Asamblea de Pensamiento, surgida de la Acampada Sol, no aprueba el hecho de que, "por mayoritario que sea el catolicismo en la sociedad española", la vista del Papa sea sufragada, "ni siquiera parcialmente", con fondos públicos, ni que se concedan "privilegios especiales, como los relativos al precio del transporte público", a los participantes de la JMJ.

No obstante, los 'indignados' sí piden "respeto", tanto a los católicos como a los participantes en las manifestaciones contrarias a la visita del Papa, pues, aunque recuerdan que aunque "el 15-M como tal no se adhiere a ninguna manifestación ni de apoyo ni de protesta", es un movimiento respetuoso e inclusivo.

Critican la financiación de las actividades por la visita del papa con fondos públicos
Por su parte, el Grupo de Trabajo de Economía de la Acampada Sol ha querido analizar, con motivo de la visita de Benedicto XVI, la financiación de la Iglesia por parte del Estado, la cual consideran "una degradación intencionada de los servicios públicos" al tratarse de "una entidad con intereses particulares".

Según el texto publicado también en la web de Acampada Sol, "la Iglesia recibe del Estado en España cantidades de dinero que no tienen comparación en otros países occidentales". "Todos conocemos el dinero que la Iglesia recibe de su casilla del IRPF, pero pocas personas sospechan que es en realidad una ínfima parte de lo que finalmente reciben por otras vías", señalan, para asegurar que el "monto total supera los 6.000 millones de euros".

De esta forma, abogan por la "eliminación efectiva a corto plazo de la asignación del 0,7 por ciento del IRPF y la sustitución por un sistema de autofinanciación directa por parte de los fieles", así como la "supresión del concepto de colegio concertado, convirtiéndose cada centro en público o privado según el caso".

Por último, piden que se elimine el cargo al Estado de los costes de la asignatura de religión en los colegios públicos y las subvenciones a los centros sanitarios y asistenciales religiosos, para que estos pases a ser mantenidos por la Iglesia "con aportaciones de sus fieles".