Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un jurado popular juzgará del 9 al 13 de febrero de 2015 a la madre del niño ahogado en el Guadalquivir en Córdoba

Un jurado popular juzgará a lo largo de cinco días, en concreto entre el 9 y el 13 de febrero de 2015, a la madre del niño que resultó ahogado en el río Guadalquivir el 26 de abril de 2013, después de que ambos cayeran al agua desde el Puente de Miraflores, en la capital cordobesa, considerando el fiscal que la mujer es autora de un delito de asesinato, con la agravante de parentesco, por lo que pide que se la condene a una pena 18 años de prisión.
El juicio con jurado, según han informado este lunes a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), se llevará a cabo en febrero del próximo año en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba.
La madre mantuvo ante el juez, antes de ser enviada a prisión, según informa este lunes 'Diario Córdoba', que ambos cayeron juntos al río por accidente, pero el fiscal sostiene que primero arrojó al pequeño y luego se tiró ella "con la intención de acabar con la vida de ambos". A la mujer la pudieron rescatar del agua con vida dos policías locales, pero nada se pudo hacer por el menor.
El juicio girará en gran medida en torno a la cuestión de si la mujer tenía afectadas sus capacidades cognitivas y volitivas, y el jurado popular deberá decidir entre las posturas contrarias del fiscal y la defensa.
Así, el ministerio público reconoce que la mujer presenta "rasgos de personalidad acusados" y que en el momento de los hechos padecía una "depresión severa" y estaba diagnosticada de abuso de ansiolíticos, pero aun así considera que estas circunstancias "no influyeron en su capacidad de conocimiento y libre voluntariedad".
La defensa, en cambio, y a pesar de que existe un informe en el sentido que marca el fiscal, sostiene que el mismo no puede determinar si en aquel momento la mujer era consciente, ya que también había consumido unas cervezas e ingerido pastillas.
El fiscal relata en su escrito de conclusiones provisionales que sobre las 22,20 horas de aquel 26 de abril la mujer se dirigió hasta el centro del Puente de Miraflores, se subió a la barandilla y sacó las piernas hacia fuera. Una vez allí, llamó al 112 y "manifestó su intención de suicidarse". Inmediatamente, arrojó a su hijo al río, tirándose luego ella, "con la intención de acabar con la vida de ambos". La madre fue rescatada, pero el niño murió ahogado.