Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis presos de ETA abandonan la banda terrorista

Seis presos de ETA que cumplen condena en la prisión alavesa de Nanclares de la Oca han anunciado su desvinculación de la organización terrorista mediante una carta que publica 'El País'.
Los reclusos que se han desmarcado de la banda terrorista son Fernando de Luis Astarloa, Josu García Corporales, Luis María Lizarralde Izagirre, Andoni Altza Hernández, José Manuel Fernández de Nanclares y José Antonio Hernández Velasco. La suma de las penas que les fueron impuestas por la Audiencia Nacional supera los cuatrocientos años de cárcel. A dos de ellos, además, se les ha aplicado la "doctrina Parot", lo que ha retrasado su excarcelación.
En el escrito, los reclusos anuncian su "desvinculación por voluntad propia" de la banda terrorista, al tiempo que indican que otros nueve presos se desvincularon también por propia iniciativa del colectivo que agrupa a los presos de ETA.
Estos nueve presos a los que aluden son José Luis Alvarez Santacristina, "Txelis"; Kepa Pikabea, Joseba Urrusolo Sistiaga; Carmen Guisasola, Iñaki Rekarte Ibarra, Andoni Muñoz, Valentín Lasarte, Esteban Murillo y Jorge Uruñuela. Todos ellos se han manifestado críticos con la estrategia actual de la organización terrorista y han defendido el abandono de las armas, lo que les ha valido que ETA anunciara su expulsión, en algunos casos después de que ellos mismos se hubieran desvinculado.
El abandono de los seis presos de la cárcel de Nanclares se produce en plena campaña de movilizaciones de los reclusos de ETA que iniciaron con encierros en sus celdas antes de anunciar que comenzaban huelgas de hambre.
En la cárcel de Nanclares se encuentran también otros tres reclusos que estas pasadas navidades disfrutaron por vez primera de un permiso penitenciario que les permitió salir de casa y regresar a prisión al cabo de tres días. Se trata de Iñaki Recarte, Andoni Muñoz y Jorge Uruñuela.