Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos presuntos etarras abrieron fuego por la espalda contra los gendarmes

Francia rastrea al comando. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
Todo comenzaba poco antes de las siete de la tarde. Dos individuos entran en un negocio de vehículos de ocasión. A punta de pistola reducen y amordazan al único encargado que se encuentra en su interior. Poco después abandonan el local en un BMW robado. En la puerta, recogen a otros dos compinches.
Un kilómetro más lejos los cuatro terroristas, entre ellos una mujer, paran en un camino vecinal para llenar el depósito con varios bidones de gasolina. Un coche patrulla con cuatro agentes detecta la escena y proceden a detener a los cuatro terroristas. Esposan a uno de ellos.
Cuando tratan de esposar a un segundo detenido, un Citroen con dos individuos irrumpe en escena . Disparan contra los policías. Uno de ellos recibe dos impactos de bala que entran por la axila, por encima del chaleco antibalas. Una hora después muere camino del hospital.
Duarante el tiroteo, uno de los terroristas sube al BMW y huye . Los otros dos etarras también huyen, estos a pie. Los agentes tan solo pueden retener a Joseba Fernández y tratar sin éxito de auxiliar al brigadier herido. Joseba Fernández Aspurz, "El Guindi", que no consiguió su propósito y fue arrestado.
Las fuentes consultadas han destacado la "sorpresa" que ha supuesto para los expertos en la lucha antiterrorista el cambio de "modus operandi" de ETA -imitando el modo de actuación de la delincuencia organizada-, que atribuyen a sus "nuevas necesidades logísticas" tras los golpes asestados a su infraestructura en los últimos meses.
Aparte de por la detención de Joseba Fernández Aspurz, alias "El Guindi", estas fuentes han señalado que la autoría de ETA está fuera de toda duda, ya que en uno de los vehículos abandonados se ha encontrado una de las pistolas robadas por la banda en octubre de 2006 en la localidad francesa de Vauvert.
Amplio dispositivo de búsqueda
Francia ha desplegado un amplio dispositivo de búsqueda del presunto comando de ETA que anoche mató cerca de París a un policía francés en lo que, de confirmarse, sería el primer asesinato de un agente de esta nacionalidad por parte de la banda armada.
El comando al que se atribuye este crimen estaría formado "por entre siete y ocho personas", según fuentes oficiales, que precisaron que todavía se desconoce la identidad de la que disparó a Jean-Serge Nérin, un brigada de 52 años y padre de cuatro hijos, causándole la muerte. Las fuerzas de seguridad centran la búsqueda en torno al lugar del crimen, a unos 60 kilómetros al sudeste de París, una zona rodeada de autopistas y vías de acceso a la capital francesa por las que los presuntos etarras podrían haber huido con bastante facilidad.
 
Las autoridades aún no han confirmado la identidad de la persona que mató al policía, de 52 años de edad. Según los medios de prensa galos es la primera vez que la banda terrorista mata a un agente francésEBP / CGS