Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los presuntos etarras detenidos en Portugal prestan declaración

Los dos detenidos fueron trasladados el domingo desde Torre de Moncorvo por la Policía Judicial y van a ser interrogados este lunes por las autoridades portuguesas antes de iniciar el proceso de extradición a España.
Garikoitz García Arrieta e Iratxe Yáñez Ortiz de Barron se enfrentan a acusaciones de desobediencia a las autoridades portuguesas, hurto de vehículo y posesión de armas, según fuentes policiales.
Los presuntos etarras entraron en Portugal por la frontera de Bemposta y circularon varias decenas de kilómetros hasta la localidad de Torre de Moncorvo, a unos 40 kilómetros de la frontera, en el sur del distrito de Braganza.
Los arrestos se produjeron en Portugal después de que una patrulla de la Guardia Civil española, integrada por dos agentes, efectuara en la noche del sábado un control rutinario de vehículos en el casco urbano de Bermillo de Sayago (Zamora), en la carretera CL-527, en el que dio el alto al conductor de la furgoneta.
Cuando los agentes iban a abrir el maletero de la furgoneta para ver lo que había en su interior, el conductor aprovechó para escapar y cogió el coche de la Guardia Civil, en el que huyó en dirección a Fermoselle (Zamora), desde donde cruzó la frontera de Bemposta a Portugal, donde fue detenido.
La información facilitada por las fuerzas de seguridad españolas a las portuguesas permitió detener, posteriormente, a una mujer que viajaba en un coche lanzadera que, al igual que la furgoneta, tenía matrícula francesa. 
Noche de registros
Agentes de la Guardia Civil han registrado durante las últimas horas un domicilio de Vitoria y otro en la localidad guipuzcoana de Aretxabaleta. Ambos registros están relacionados con uno de los dos presuntos miembros de ETA detenidos en Portugal.
El primer registro comenzó en una vivienda del barrio de Ariznabarra, de la capital alavesa, y en el mismo han participado agentes uniformados y sin uniformar, que han llegado a bordo de vehículos de la Guardia Civil sin distintivos. Posteriormente, los agentes registraron otra vivienda en la localidad guipuzcoana de Aretxabaleta. EPF