Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El progresista Ángel Juanes, elegido nuevo presidente de la Audiencia Nacional

El pleno del Consejo General del Poder Judicial ha elegido hoy al progresista Ángel Juanes, magistrado de la sala de lo penal del Tribunal Supremo y miembro de Jueces para la Democracia (JpD), como nuevo presidente de la Audiencia Nacional.
Juanes, nacido el 22 de octubre de 1947 en la localidad toledana de San Pablo de los Montes y que ingresó en la carrera judicial hace treinta y un años, ha obtenido once de los veintiún votos posibles, el mínimo imprescindible para acceder al cargo, han informado fuentes del órgano de gobierno de los jueces.
El nuevo presidente de la Audiencia Nacional cubrirá la vacante dejada el pasado 24 de septiembre por Carlos Dívar cuando éste fue nombrado presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo.
De hecho, cuando se renovó el CGPJ la candidatura de Juanes llegó a barajarse para ocupar el puesto que luego recayó en Dívar -cuyo nombre fue consensuado por el PSOE y el PP-, ya que es uno de los magistrados más prestigiosos de entre los que forman el llamado "sector progresista" de la judicatura.
También el pasado mes de septiembre, Juanes fue propuesto por el pleno de la Asamblea de Extremadura -cuyo Tribunal Superior de Justicia presidió durante casi diez años- para cubrir una de las vacantes en el Tribunal Constitucional que corresponde designar al Senado.
La carrera judicial del nuevo presidente de la Audiencia Nacional le ha llevado a ocupar plazas en Don Benito y en Mérida (Badajoz) y en San Sebastián (Guipúzcoa).
Además, ha sido magistrado de Trabajo en Sevilla, presidente de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Badajoz y letrado del Tribunal Constitucional.
El pleno del Consejo General del Poder Judicial aprobó su nombramiento como presidente del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura el 25 de mayo de 1994, cargo que ocupó hasta su cese en octubre de 2003.
Su siguiente destino en la judicatura fue la Sala Quinta del Tribunal Supremo, encargada de lo militar, de la que fue nombrado magistrado por el CGPJ el 9 de octubre de 2003 y en la que permanece desde entonces.
Miembro de la asociación Jueces para la Democracia, ha formado parte de su secretariado tras los congresos de Gijón, celebrado en el año 2000, y de Barcelona, en 2004.
Autor del libro "El proceso penal. Doctrina, jurisprudencia y formularios" (2000), ha escrito numerosos artículos en revistas especializadas y ha colaborado en obras colectivas como "El mobbing: perspectivas de futuro", y "Homenaje a Don Antonio Hernández Gil".