Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La reforma del reglamento del Parlament se votará directamente en el pleno sin volver a comisión

La reforma del reglamento del Parlament se debatirá directamente en el pleno de la Cámara de la semana que viene y no pasará previamente por la comisión de reglamento, como había solicitado SíQueEsPot.
Fuentes parlamentarias han explicado este jueves que la Mesa del Parlament y la Junta de Portavoces han rechazado la propuesta de SíQueEsPot porque JxSí y la CUP, que tienen mayoría en el órgano director, prefieren que se debata en el pleno de la semana que viene sin pasar por la comisión.
El martes SíQueEsPot pidió que la reforma del reglamento de la Cámara se devolviera a la comisión antes de votarla en el pleno, porque los grupos presentaron varias enmiendas tras el dictamen del Consell de Garanties Estatutàries (CGE), pero JxSí considera que la intención es "dilatar" el trámite de la reforma del reglamento.
JxSí y la CUP han impulsado la reforma del reglamento para aprobar por lectura única las leyes del referéndum y de transitoriedad jurídica, y el CGE dictaminó que utilizar este mecanismo para aprobar en un solo día las leyes de 'desconexión' vulnera el Estatut y la Constitución.
COMPOSICIÓN DE LAS COMISIONES
La Junta de Portavoces también ha abordado la propuesta de modificación del número de diputados de cada grupo en las comisiones del Parlament tras la marcha de Germà Gordó del grupo de la coalición independentista, aunque no han tomado una decisión definitiva y lo volverán a debatir la semana que viene.
Otras fuentes parlamentarias han explicado que la Junta de Portavoces ha decidido mantener el mismo criterio de reparto del número de diputados con el que cada grupo participa en las comisiones, que se hace mediante el sistema de restos mayores y que hasta ahora daba 10 diputados a JxSí; 4 a Cs; 2 al PSC; 2 a SíQueEsPot; 2 al PP, y 1 a la CUP.
El PSC propuso que con el mismo sistema matemático JxSí debería pasar de 10 a 9 y que el diputado que pierde lo sumara la CUP, que tendría 2 representantes: con este cambio, los grupos de la oposición sumarían 11 diputados frente a los 9 de JxSí.
Este reequilibrio de fuerzas obligaría a los 'cupaires' a tener que asistir con sus dos representantes a todas aquellas comisiones en las que se aborden votaciones relacionadas con el proceso independentista, algo que en muchas ocasiones no sucede por ser el grupo con menos diputados en la cámara.
VOTO EXTRANJERO
La Mesa ha decidido que el pleno de la semana que viene, que está previsto que se alargue entre el martes y el viernes, no debatirá la ley del procedimiento de voto electrónico para los catalanes residentes en el extranjero ni la ley para la supresión de la comarca del Barcelonès, como habían decidido en un primer momento.
El anteproyecto de ley del voto en el extranjero se ha llevado al CGE, que tiene un mes para dictaminar y se podría aprobar a partir de septiembre, lo que reduce un mes los plazos del Govern para implementar la legislación y facilitar ese voto.
Además, puede ocurrir lo mismo con la ley de los libros primero, segundo y tercero del código tributario de Cataluña, la primera parte de la norma que impulsan JxSí y la CUP para dotar a Cataluña de una hacienda propia, que está pendiente del dictamen del CGE que emitirá el lunes, lo que provocará que caiga del orden del día.
Asimismo, para este pleno el órgano director ha decidido reducir el tiempo de las intervenciones de los grupos a tres minutos en las conclusiones del grupo de trabajo de automoción y a cinco en las propuestas de resolución, de manera que conseguirán acortar el pleno, que se prevé más largo de lo habitual.