Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas renuncia al acta de diputado y se dedicará a la renovación de CDC

La causa del 9N previsiblemente seguirá en el TSJC mientras Rigau sea diputada
El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha renunciado este miércoles al acta de diputado del Parlament por JxSí, después de haber renunciado también a presidir de nuevo el Ejecutivo catalán en favor de Carles Puigdemont.
Mas ha entregado la renuncia este mismo miércoles en la Cámara Catalana, un día después de que Puigdemont tomara posesión del cargo, ha informado el Govern en un comunicado.
En la rueda de prensa del sábado en la que anunció que retiraba su candidatura a la Presidencia para desencallar el acuerdo entre JxSí y la CUP, Mas aseguró que todavía no había pensado si abandonaría su escaño como diputado electo.
En esa misma rueda de prensa, sí dejó claro: "No quiero cargos, sino ser presidente o expresidente, y tan digna es una cosa como otra", y aseguró que no se retira de la política ni renuncia a ser candidato de nuevo en algún momento, porque su antiguo compromiso de retirarse era sólo para hacerlo tras este nuevo mandato que iba a asumir.
Además, el también presidente de CDC concretó que cree poder contribuir a dar "solidez" a la renovación de su partido de cara a este año, una labor que ha definido como necesaria y urgente.
LA IMPUTACIÓN POR EL 9N
Al renunciar al escaño, Mas dejará de ser aforado, pero la causa de la organización del proceso participativo del 9N sobre la independencia --por el que está siendo investigado-- previsiblemente seguirá siendo instruida por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ya que la consellera en funciones también investigada, Irene Rigau, mientras sea diputada de JxSí.
En este procedimiento, además de Mas y Rigau, está siendo investigada la entonces vicepresidenta del Govern, Joana Ortega; todos ellos, por supuestamente desobedecer el veto del Tribunal Constitucional (TC) a esta consulta de 2014 sobre la independencia.