Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un total de 17 senadores cobran indemnización desde que cesaron como parlamentarios por las elecciones de 2015

Un total de 17 exsenadores cobran una indemnización mensual de la Cámara Alta por haber dejado de ser parlamentarios tras las elecciones generales de diciembre, un ingreso similar al paro al que tienen derecho los diputados y los senadores que han permanecido al menos dos años en el escaño. Asciende a 2.813,91 euros mensuales, que es el sueldo base que cobran los miembros del Senado mientras están en activo.
Todos los exsenadores son del PP salvo cinco. Entre los primeros figuran varios exalcaldes, como Gonzalo Piñeiro (de Santander), Julián Lanzarote (Salamanca) y Pedro Acedo (Cáceres); aparecen además José Ignacio Palacios, que fue consejero del Gobierno de Navarra antes de llegar en 2008 al Senado, y el exdiputado Ángel Pintado.
El resto de 'populares' que han pedido esta ayuda son Mari Carmen Fúnez, María Ángeles García Romero, Marina Moya, María José Nicolás Martínez, Araceli Peris, Jesús Andrés Sedano y Luz Elena Senín.
Figuran en la lista consultada por Europa Press otros cinco exsenadores de otros partidos políticos. Una de ellos es la socialista Yolanda Vicente, que fue vicepresidenta segunda del Senado en esa décima legislatura, la que concluyó en diciembre; también Rut Martínez (PNV), Manel Plana (CiU), Jordi Guillot (ICV) y Amelia Salanueva (UPN).
250.000 EUROS EN TOTAL
La denominada indemnización por cese puede ser solicitada por los parlamentarios que han tenido escaño durante un mínimo de dos años y no es compatible con ninguna otra retribución, sueldo, salario, pensión, dieta, indemnización o percepción de cualquier naturaleza, sea de carácter público o privado.
Es decir, si los beneficiarios encuentran empleo o empiezan a tener otros ingresos, pierden esta ayuda, que además se cobra como máximo hasta 24 meses. Estos 17 senadores cobrarán durante diferentes periodos de tiempo; según la información facilitada por el Senado con fecha de uno de mayo, les quedaban por percibir entre uno y 15 meses, según los casos.
Todos estos pagos pendientes ascienden en total a 250.437,99 euros, que el Senado desembolsará en los próximo meses salvo que alguno de estos exparlamentarios se dé de baja. También es posible que la lista se amplíe tras las elecciones de junio, puesto que otros senadores de esta legislatura que dejen de serlo podrían solicitar esta indemnización.
Esta indemnización es diferente de la que pueden solicitar también los senadores entre una legislatura y otra y que se denomina indemnización de transición. Con ella se compensa a quienes dejan de ser parlamentarios, y por tanto de cobrar, desde que se disuelven las Cortes hasta que se constituyen las siguientes, tras las elecciones. Muchos vuelven a ser candidatos y puede que repitan en el cargo. Esta otra indemnización asciende a 8.345 euros.