Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El viceprimer ministro búlgaro telefonea a Fernández Díaz para felicitarle por la 'operación Espartana' contra la droga

El viceprimer ministro de Bulgaria y ministro del Interior de ese país, Tsvetan Tsvetanov, se ha puesto en contacto telefónicamente con el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, para felicitarle por la "brillante" 'operación Espartana', desarrollada por la Policía española contra una red de narcotraficantes que pretendía introducir en España un barco cargado con tres toneladas de cocaína y que fue abordado por los GEO frente a las costas de Cádiz, han informado fuentes ministeriales.
En esta operación estaban implicados ciudadanos colombianos, españoles y búlgaros. De hecho, ciudadanos de este país del este de Europa integraban la tripulación de la embarcación y sus dos presuntos responsables fueron arrestados ayer en territorio búlgaro en el marco de esta investigación, según fuentes policiales.
Tsvetanov se ha mostrado profundamente agradecido con su homólogo español y se ha comprometido a manifestárselo personalmente en Madrid. Por ese motivo ambos dirigentes llevarán a cabo el próximo día 23 de agosto un encuentro en la capital de España, donde abordarán las cooperación entre ambos países en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.
El cargamento de droga, gestionado por miembros del conocido clan de los Vélez, de origen colombiano y asentado en Madrid, había sido recogido en Sudamérica por una organización de ciudadanos búlgaros que lo conducirían hasta Galicia a través de la Costa da Morte.
Según explicó a los periodistas el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y el comisario jefe de la Udyco Central, Eloy Quirós, la investigación se inició hace ocho meses y ha permitido detener a cuatro presuntos narcotraficantes gallegos, a seis de origen colombiano en Madrid y a los 21 tripulantes búlgaros del buque 'SV. Nicolay'.
El mercante, de 130 metros de eslora y 25 de manga, se cargó desde otro barco en algún punto del Caribe fuera de aguas jurisdiccionales y fue abordado en alta mar, a 50 millas de la costa de Cádiz, por los GEOS, quienes contaron con el "imprescindible" apoyo de la Armada, pudiendo culminar "con éxito" el abordaje en una operación "limpia y sin heridos".