Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño de seis años y un globo de gas revolucionan Estados Unidos

Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
Un niño de seis años y un globo de gas han mantenido en vilo a Estados Unidos durante varias horas.  Se pensaba que el pequeño se había colado en el globo de fabricación casera, que estuvo volando a la deriva, pero la realidad era otra. La policía de Colorado encontró al pequeño Falcon Heene escondido en el desván de su casa. Se había metido allí tras soltar el globo. Su padre, agradecido y aliviado, ha confesado que va a tener que vigilar "mucho" al pequeño.
"Estaba metido en una caja en el altillo del garaje de la casa familiar". Son palbras del sheriff del condado poco después de encontrar al pequeño que durante varias horas mantuvo en vilo a Estados Unidos. .
Se había escondido allí poco después de soltar el globo de aire que su familia había construido y que tenía en la parte de atrás de su casa de Colorado. Pero todo parecía indicar que Falcon Heene, de seis años, se había subido al cesto del globo de gas que había levantado vuelo.
El vuelo a la deriva del globo, seguido en directo por las televisiones locales, fue retransmitido inmediatamente a todo el mundo y con el paso del tiempo la angustia por la suerte de Falcon fue creciendo.  Se temía por su vida ya que, de haber estado en el globo, difícilmente hubiera sobrevivido al frío que había a 3.000 metros de altura. El peor momento se vivió cuando una foto fija de una imagen de televisión mostró el momento en el que, aparentemente, el cesto se desprendió del globo.
Al parecer, el niño se escondió por miedo a la regañina de su padre tras soltar el globo con el que tenía prohibido jugar. El sheriff asegura que "no cree que los padres del niño temieran que éste se encontrara en el cesto que estaba pegado al globo", pensaban que "simplemente había desaparecido", ya que, cada vez que tenía problemas, se escondía.
La historia ha terminado con final feliz, aunque con unos padres avergonzados que han confeasdo que van a tener que "vigilarlo mucho". "Agradezco a todos los que participaron en la búsqueda. Ha sido terrible. Lo vamos a tener que vigilar mucho ahora", señaló Richard Heene a los periodistas en la localidad de Latimer.
El padre de Falcon ha explicado también que perdió de vista a su hijo de seis años después de haberle sorprendido metiéndose en cajas para guardar baterías en el desván. Le gritó que dejara de hacer eso y el muchacho aparentemente se asustó y se escondió el desván que está sobre el garaje de la casa familiar en la localidad de Fort Collins.
"Dice que se ocultó porque le grité. Lamentó haberle gritado", señaló Richard Heene mientras abrazaba al muchacho, que dio una escueta explicación a los periodistas: "Comencé a jugar con mis juguetes y me quedé dormido". "Estaba en el desván. Me asusté cuando me gritó. Por eso me metí allí. Pensé que tenía problemas", agregó.
El incidente comenzó después de que uno de sus hermanos dijo que Falcon se había metido en el globo que Richard Heene guardaba en el patio trasero y que se soltó de sus amarras y comenzó a ascender.