Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Claves para que tus hijos no engorden en verano: Solo dos helados a la semana

nutrición niños,nutrición infantil,alimentación niños, niñostelecinco.es

Dar a los más pequeños un máximo de dos helados a la semana, preferiblemente polos de hielo y después de las comidas, y programar actividades que ocupen su atención y manos durante los 'tiempos muertos' en casa, son algunas de las claves aportadas por la endocrinóloga pediatra del Hospital Quirónsalud San José, Andrea Bartucci Schamir, para evitar que los menores engorden durante el verano.

Las vacaciones suelen conllevar una relajación en los hábitos que los más pequeños siguen a lo largo del curso escolar. Una relajación en las reglas que afecta, además de a los horarios o a las actividades cotidianas, a la alimentación.
"Hay que tratar, en la medida de lo posible, que las vacaciones no supongan una drástica interrupción de las costumbres alimentarias de los niños", ha aconsejado esta especialista en obesidad infantil.
Estas son las claves aportadas por la endocrinóloga pediatra del Hospital Quirónsalud San José, Andrea Bartucci Schamir, para evitar que los menores engorden durante el verano.
Por ello, ha destacado la importancia de fomentar que anden una hora tras el desayuno y otra tras la cena, incrementar la intensidad diaria en la piscina y darles de bebidas de forma habitual, especialmente agua. "Si se siguen estas pautas será mucho más fácil la adaptación posvacacional", ha zanjado Bartucci.