Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las palabras de la discordia

No tardaron en reaccionar. Los sectores católicos que divergen de la línea oficial de la Iglesia han saltado ante las últimas opiniones del secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone. Decía Bertone que hay estudios que prueban que la pedofilia podría estar relacionada con la homosexualidad.
Hemos buscado la reacción de quienes han recibido esas palabras como un ataque directo. Y hemos hablado con alguien clave: José Mantero. Ex sacerdote católico que hace ocho años declaró públicamente su homosexualidad.
Posó para la portada de la revista gay Zero y la iglesia le cesó de su cargo.
José asegura que desde que Ratzinger llegó a Roma, en el año 1986 la Iglesia está persiguiendo a los homosexuales. Critica las palabras de Bertone por vincular la homosexualidad a un delito como el de la pederastia.
El sostiene que esa vinculación resultaría igual de inapropiada si se hiciera con el celibato. Habla de odio al colectivo gay y pide reflexión a la jerarquía de la iglesia.
Apunta como dato que la mayoría de los delitos de abuso a menores que se han podido probar en el seno de la iglesia los han cometido heterosexuales contra niñas. En la misma línea crítica está la Federación española de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales.
Asegura que los homosexuales que hay dentro de la iglesia están sometidos al silencio bajo amenaza de expulsión.
Por su parte el ex secretario de la Conferencia Episcopal española, Jesús de las Heras, decía hoy en Telecinco que las palabras de Bertone se han malinterpretado y que lo importante para la iglesia debería ser atajar y erradicar la pederastia, "una abominación que revela un perfil patológico que atenta contra la dignidad humana".
Sectores católicos críticos con la jerarquía eclesiástica, como es el caso del Colectivo Iglesia Contra el Abuso, abogan por la transparencia. Creen que la Iglesia ha ocultado y hasta encubierto pederastas.
Por su parte, antiguos sacerdotes que han rehecho su vida contrayendo matrimonio, opinan que la solución a este debate pasa porque la iglesia aborde la sexualidad con naturalidad.
El tema está en la calle, pero muy pocos sacerdotes se atreven aún a pronunciarse o disentir.
Quieres denunciar una situación o enviarnos alguna sugerencia? Contacta con nuestro equipo de Reporteros en los teléfonos 91/395 93 08 - 91/395 95 41 o mándanos un email a reporteros@informativost5.com. Gracias por tu colaboración.