Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un anciano mata a su esposa enferma para aliviar su dolor tras no poder darle medicinas

Un anciano mata a su esposa para aliviar su dolor al no poder comprarle medicinastelecinco.es

El octogenario de Florida, William Hager, no pudo resistir ver a su esposa, Carolyn, sufriendo los dolores que le provocaban sus graves enfermedades y decidió terminar con su sufrimiento. Ella, aunque le había dicho que quería morir, jamás le pidió que acabase con su vida, por lo que ahora se enfrenta a un asesinato en primer grado. 

Un anciano de 86 años ha sido detenido en Florida después de confesar haber disparado en la cabeza a su mujer mientras dormía. William Hager, como así se llama, reveló a los agentes que acabó con la vida de su esposa gravemente enferma tras no resisitir verla sufrir, ya que no podía permitirse medicamentos para mitigar su dolor.
Carolyn Hager, 76 años, llevaba casada con su marido desde hace más de 50 años, pasando muchos de ellos en un hospital para hacer frente a las numeorsas enfermedades graves que sufría. Según señaló William en su declaración al Sheriff, su propia esposa le dijó en numerosas ocasiones que quería morir, pero nunca le pidió que acabase con su vida pusiera fin a su sufrimiento. 
Según las informaciones que recoge el New York Daily News, el octogenario estuvo reflexionando varias semanas sobre aliviar el dolor de Carolyn, hasta que finalmente lo hizo con un revólver Colt.32. Tras matar a su mujer, llamó al teléfono de emergencias para que acudiese a su vivienda un Policía. A su llegada le contó lo sucedidó. 
Fuentes cercanas al Sheriff han revelado que William mostró remordimiento durante su declaración ante el juez. Un sentimiento que no ha evitado que sea acusado de asesinato en primer grado y haya ingresado en prisión sin fianza