Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los peregrinos ya no podrán meter sus mochilas en la Catedral de Santiago

Las mochilas, prohibidas en la Catedral. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
El Gobierno ha puesto en marcha las medidas especiales de seguridad incluidas en el Plan director de Seguridad del Xacobeo 2010 con motivo del inicio de la Semana Santa, con lo que quedará prohibido el acceso de mochilas de los peregrinos a la Catedral de Santiago de Compostela, en lo que constituirá el "ensayo general" de este plan de cara al verano.
Así lo señaló el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, que pidió "disculpas por anticipado" por las "molestias" que puedan ocasionar las nuevas medidas que, a raíz de la afluencia que se espera para Semana Santa, servirán para "ver como funciona todo" de cara al mes de julio.
En concreto, se probará el sistema de circulación dentro de la Catedral, se medirá "con exactitud" del aforo máximo del recinto y se comprobará el funcionamiento del sistema de consigna para las mochilas, que estarán vetadas en la Catedral.
A partir de ahora, los visitantes entrarán en la Catedral por la Praza de Platerías y saldrán "por las demás puertas". En caso de que quieran visitar el Pórtico de la Gloria, accederán al monumento y saldrán por la Praza da Quintana.
Las mochilas, que no podrán entrar en el recinto religioso, podrán dejarse en las consignas habilitadas en la Casa do Deán, en Xoán XXIII y en la estación de autobuses de Santiago. Los bolsos de mano si podrán entrar en la Catedral, pero estarán sujetos a inspección ocular si así lo requieren los agentes.
Este dispositivo de la Catedral, que será permanente a partir de mañana, se sumará a un dispositivo policial que incorporará a la plantilla normal 200 agentes adicionales durante la Semana Santa y que posteriormente se desactivará hasta "la temporada alta".
JNP