Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los riesgos de ser periodista

A veces, el trabajo del periodista no está exento de peligro. Y si no, que se lo pregunten a este hombre del tiempo de una cadena de televisión australiana, al que no se le ocurrió otra cosa que hacer su directo al lado de un pelícano hambriento... ¿se imaginan el desenlace?.
El primer acercamiento entre el hombre y el ave es breve, aunque intenso. Poco después, el periodista se disponía a realizar la previsión meteorológica del día. Esperaba que todo sería fácil, pero nada más lejos de la realidad.
El animal, no se sabe si por confundir al presentador con un boquerón o por un flechazo inesperado, consigue acorralarlo contra la pared y comienza a picar insistentemente su trasero.
Entre gritos y risas, el presentador intenta continuar con la previsión, cara a la pared. Al parecer, llevaba restos de pescado en sus posaderas. De ahí el frenesí con que se lanzó el pelícano a por ellas.