Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR afirma que "nadie debería ampararse" en la interinidad del Gobierno para no tomar medidas de acogida de refugiados

La representante en España del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Francesca Friz-Prguda, considera que "nadie debería ampararse" en la situación interina del Gobierno "para no hacer cosas" en favor de la acogida de refugiados "porque realmente con voluntad política y consenso sí se puede y se debe".
Así se lo ha trasladado este lunes al portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, y su portavoz en la Comisión Mixta para la UE, Nacho Sánchez Amor; tras un encuentro que se enmarca en la ronda de contactos que la institución está manteniendo con grupos parlamentarios y Ejecutivo en funciones con el fin, por un lado, de expresar sus "preocupaciones" sobre el preacuerdo entre la UE y Turquía y, por otro, de urgir la adopción de medidas.
"Esto es un compromiso que no debería estar ligado con la orientación ideológica ni con el partido, es un compromiso con derechos humanos existentes, con el marco legal existente y yo quiero pensar y creer que cualquier partido democrático también en España y en otros países de los 28 tengan este compromiso", ha afirmado.
En declaraciones a los medios, Friz-Prguda ha incidido en dos asuntos en los que resulta urgente que los 28 miembros de la UE se pongan a trabajar, el primero de los cuales es "efectuar la implantación del compromiso ya existente de la reubicación de los 160.000 refugiados". "En esto obviamente España, con 18 (reubicados de los más de 17.000 comprometidos hasta 2016) tiene mucho trabajo que hacer y en un marco de tiempo mucho más rápido", ha señalado.
El segundo asunto vital a juicio de esta institución es "que lo que más hace falta para la protección de los entre cuatro y cinco millones de refugiados sirios en primeros países de acogida, incluido Turquía, es generar vías legales y seguras para que Europa, incluyendo a España que sólo recibe el 1% de las solicitudes de asilo de la UE, puedan compartir esta responsabilidad con los países de primera acogida".
"Tenemos la esperanza y la expectativa de que España participe al nivel más alto posible con el apoyo de los grupos del Parlamento en la conferencia del 30 de marzo en Ginebra que es global, a nivel ministerial, y busque justamente facilitar el compromiso de todos los Estados del mundo participantes, desde América Latina a Australia, y nos ayuden a encontrar 460.000 plazas para esas vías legales a fin de compartir urgentemente la responsabilidad con los países de primera acogida", ha explicado.
Según ha apuntado, el ACNUR espera que "España vaya delante con un compromiso numéricamente significativo y que después se implemente" con medidas como "la introducción de visados humanitarios en los consulados de España en Jordania, Libano y Turquía; una extensión de la reagrupación familiar más generosa que la actual, cosa que la legislación permite; y los visados estudiantiles en combinación con becas", algo en lo que ya ha "trabajado con el Ministerio de Educación".
"Tenemos varias propuestas sobre la mesa que ya hemos compartido con el gobierno en funciones de España y con los grupos parlamentarios (...) Pensamos que con el consenso y la voluntad política, entre todos, se puede", ha destacado.
En cuanto a la posición del ACNUR respecto de la cumbre que a finales de esta semana reunirá de nuevo a la UE y a Turquía, Friz-Prguda ha recordado que "es de suma importancia que cualquier acuerdo que implique el traslado o retorno de personas probablemente en necesidad de protección internacional o migrantes irregulares, tenga garantías legalmente definidas".
"El ACNUR no es parte de las negociaciones ni del acuerdo y tampoco conocemos los detalles pero en cualquier acuerdo que posiblemente salga el jueves o el viernes eso es de suma importancia. De lo que conocemos ahora por los textos que han salido, tenemos muy profundas preocupaciones de que pueda incumplir el marco internacional de derechos humanos y sobre todo, el derecho de solicitar asilo", ha apostillado.
Por último, preguntada por la posibilidad de que el cierre de fronteras en Macedoniay otros países acabe provocando un cambio de flujo hacia el Mediterráneo, Friz-Prguda ha recordado que hasta la fecha, siempre que ha habido un cierre, se han abierto nuevas rutas.
"Siempre han encontrado otras vías simplemente porque la desesperanza y la necesidad son muy altas. Son hombres, mujeres, niños y niñas que están huyendo de la guerra, de las bombas, de cinco años de primer exilio sin ninguna perspectiva de integración y en profunda miseria muchas veces. En este tipo de desesperación la gente sí encuentra entradas", ha sentenciado.