Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AEMET promoverá la recogida de datos meteorológicos en tiempo real a través de aviones comerciales durante el vuelo

La Agencia Estatal de Meteorología ha organizado una jornada sobre observaciones de aeronave (Aircraft Meteorological Data Relay) para promover la recogida de datos meteorológicos en tiempo real en aviones comerciales en vuelo.
Según ha informado la agencia estatal, el objetivo es fomentar la implicación de las compañías aéreas que operan en España en la recogida de datos, ya que los datos AMDAR tienen la misma precisión que los procedentes de radiosondeo y, de hecho, en algunos lugares del mundo son la única información disponible sobre la estructura vertical de la atmósfera.
El programa forma parte de la Agrupación de Servicios Meteorológicos Nacionales europeos (EUMETNET), que pretende realizar estudios y acciones necesarias para obtener medidas meteorológicas de gran calidad desde los aviones, mediante la colaboración de algunas compañías aéreas con programas de observación de la Organización Meteorológica Mundial.
El coordinador del programa AMDAR en Europa, Steve Stringer, quien ha dado a conocer la mejora que supone para los modelos de predicción poder introducir en ellos un mayor volumen de este tipo de datos.
Stringer ha destacado la repercusión directa en las predicciones aeronáuticas y sus beneficios sobre las compañías, ya que esta información les permitirá programar mejor los vuelos, aumentar la seguridad, reducir costes de operaciones, estudiar incidentes, entre otras cosas.
Según la AEMET, los datos de temperatura, humedad y viento a todos los niveles de la atmósfera, desde la superficie hasta la estratosfera, son esenciales l para identificar la estructura de los sistemas meteorológicos y para predecir cómo evolucionarán en las siguientes horas o días.
Para ello, se requieren observaciones de la atmósfera; los servicios meteorológicos obtienen este tipo de datos mediante el lanzamiento de globos sonda, que conforman la red global de radiosondeos.
Otra forma de obtener estas observaciones atmosféricas, en mucha mayor cuantía y de forma considerablemente más económica, es mediante los datos AMDAR. También permite obtener datos desde lugares donde únicamente se tiene información mediante satélites.
Los datos meteorológicos se toman desde los aviones comerciales en vuelo y son transmitidos a tierra de manera automática en tiempo real, tanto en despegue y aterrizaje como en ruta.
En concreto, en el programa participan en la actualidad 14 compañías aéreas que cuentan con más de 1.000 aviones capaces de proporcionar estas medidas. Por ejemplo, en un día normal, más de 570 aviones envían unos 45.000 datos de viento y temperatura de calidad en el área EUCOS (Europa, parte de África y Atlántico Norte).
Para conseguir homogeneidad en las medidas y evitar datos redundantes se ha llevado a cabo un sistema de optimización que indica en qué zonas deberían obtenerse más medidas. El suroeste de Europa (Península Ibérica) es uno de esos lugares donde hacen falta más datos de este tipo.