Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abusó de sus dos hijas discapacitadas mentales durante 40 años

Un austríaco de 80 años está acusado de haber maltratado y abusado sexualmente de sus dos hijas discapacitadas mentalmente. El hombre las mantuvo aisladas de todo contacto social con la amenaza de que las mataría si hablaban con otras personas. Las hijas, actualmente, de 53 y 45 años, fueron violadas por su padre desde 1970.
El caso, que ha ocurrido en la ciudad de Braunau, en Alta Austria, cerca de la frontera con Alemania, se conoció por casualidad.
Hace apenas tres meses, el hombre intentó un acercamiento sexual a la hija mayor y esta se defendió lanzándolo al suelo de donde no se pudo levantar. Las hijas no hicieron nada por ayudarle y ahí permaneció durante dos días en que fue rescatado por un asistente de los servicios sociales que llamó a una ambulancia.
Las dos mujeres, que sufren discapacidad psíquica, comenzaron a hablar de los maltratos y las violaciones solo después de que su padre fuera internado en un hospital, según la agencia Reuters.
El padre las encerraba en una pequeña habitación donde les pegaba y las violaba. Las víctimas contaron a la policía que no se habían atrevido a denunciar a su padre porque este les tenía prohibido contactar con otras personas y las amenazó reiteradamente con matarlas, según la policía.
La investigación sigue su curso y analiza si el hombre, además, maltrataba a su esposa, fallecida hace tres años
Los agentes no han explicado más detalles sobre la identidad de los implicados, ni si las hijas tuvieron descendencia de su padre. Los abusos comenzaron en el año 1970 y continuaron hasta 2011.
Este caso recordó los horrores del llamado 'monstruo de Amstetten', quien mantuvo encerrada en un sótano a su hija y tuvo con ella siete hijos a lo largo de 24 años.