Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adulto cocainómano con vida estable y jóvenes drogodependientes son los consumidores más usuales

Consumidor de cocaína de 30 a 40 años, con un nivel de vida medio-alto, trabajo y familia estables, y joven que toma contacto con la cocaína y psicoestimulantes a una edad muy temprana son dos de los perfiles de drogodependientes más comunes en los centros de atención a personas que sufren este tipo de adicción.
Así lo ha explicado la presidenta de la Asociación de Profesionales en Drogodependencias y Adicciones (Aproda), Encarnación Aguilar, durante el simposio "Encuentros clínico-jurídicos" que esta plataforma organiza en Granada entre hoy y mañana en colaboración con la asociación Jueces para la Democracia.
Aguilar ha criticado la "baja concepción social de riesgo" hacia el consumo de droga que hay a su juicio en España, un problema cuya causa no es el "desconocimiento, ya que información y formación hay de sobra", según ha asegurado, sino la "permisividad" de los padres con sus hijos adolescentes en esta materia.
Además, ha criticado que España es un país en el que se consigue droga "con mucha facilidad", y se ha referido al cambio en los perfiles de drogodependientes que acuden a los centros de ayuda desde los años ochenta, cuando las adicciones se concentraban en el consumo de heroína, a una variedad de casos "bastante más amplia" en la actualidad.
El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, ha destacado durante su intervención en este encuentro la creación en algunas prisiones de módulos libre de drogas para internos en rehabilitación, y ha llamado la atención sobre la "masificación" de los centros penitenciarios en España, lo que a su juicio perjudica el tratamiento sanitario de los presos toxicómanos.
Chamizo también ha puesto de manifiesto la dificultad para asistir a drogodependientes que padecen una "patología dual" -coexistencia de un trastorno por consumo de estupefacientes junto a otro trastorno psiquiátrico- ya que en algunos casos dichos toxicómanos se niegan a recibir tratamiento médico.
Por otra parte, la delegada provincial de Igualdad y Bienestar Social, Magdalena Sánchez, ha destacado que esta Consejería invirtió en 2008 en torno a 1.600.000 euros en programas de prevención de drogodependencias y adicciones en ayuntamientos granadinos.
El objetivo del simposio "Encuentros clínico-jurídicos" es fomentar la formación, la coordinación y el intercambio de buenas prácticas entre los profesionales andaluces de Aproda y Jueces para la Democracia en áreas relacionadas con la atención a drogodependientes desde el ámbito asistencial, así como desde el código penal y el reglamento penitenciario que se aplica a estas personas. EFE