Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El obispo de Alcalá apela a la moral de diputados y senadores y pide sacar la cuestión del juego de mayorías

El obispo de Alcalá de Henares, monseñor Juan Antonio Reig Plà, ha apelado a la conciencia moral de todos los diputados y senadores de los distintos partidos políticos en España en relación con la reforma de la ley del aborto, ha pedido que la cuestión se saque "del juego de mayorías o minorías" y ha recordado al PP su "oportunidad histórica" de cambiar el rumbo en Europa.
"España está en estos momentos en una encrucijada. Es el momento de apostar por el triunfo de la vida o la permanencia de la cultura de la muerte. El Partido Popular tiene la gran oportunidad histórica de iniciar un cambio de rumbo en Europa", destaca en un comunicado publicado en la página web del obispado en el que reivindica la conciencia moral.
Y es que, a su parecer, "no reconocer la vida humana y protegerla desde el inicio es ponerse de espaldas a la realidad". Por ello, invita a los políticos españoles a considerar los pasos de su patrono, Santo Tomás Moro, "el gran campeón de la conciencia moral rectamente formada".
Reig Pla denuncia que la cuestión de la vida de los no nacidos se está poniendo "a merced del juego político de mayorías y minorías" cuando es un tema "anterior al parlamento", pues mientras la izquierda quiere que se reconozca el aborto como un derecho, el PP se propone aprobar "una ley que teóricamente parece más restrictiva", al tiempo que algunos populares piden que el anteproyecto sea corregido para buscar mayor consenso.
Concretamente, el obispo precisa que frente a la postura de los partidos políticos de izquierda presentes en el Parlamento español y de los sindicatos mayoritarios, está la del PP que, desconoce "si con la ayuda de algunos grupos minoritarios del parlamento o con el apoyo de otros diputados, se propone aprobar una nueva ley "que quiere señalar la importancia jurídica del concebido y no nacido".
Sin embargo, puntualiza que esto "ha provocado la reacción de algunos representantes del PP indicando que el anteproyecto debe abrirse a ser corregido buscando un mayor consenso".
"Si analizamos bien los hechos podemos concluir que la cuestión de la vida o la muerte de los inocentes concebidos-no nacidos se pone a merced del juego político de mayorías y minorías sin afrontar la cuestión de fondo: el aborto es un crimen", advierte.
Además, concreta que este "crimen" es provocado por "la libertad despótica de quienes tienen la responsabilidad" de proteger al no nacido, el padre, la madre y los médicos y que, a su juicio, es "avalada por las leyes de un llamado hipócritamente 'Estado de derecho'".
UNA SOCIEDAD ESPAÑOLA "ANESTESIADA"
Para Reig Plà, la razón de la "anestesia" de la sociedad española hay que buscarla en "la crisis de la 'verdad'" de este momento "calificado de postmoderno o postcristiano" y que ha conducido a lo que el Papa Benedicto XVI llamaba 'la dictadura del relativismo'.
"Este virus maligno se ha introducido en la cultura hegemónica, en la política y en la vida de las personas a base de transformar la conciencia moral en mero subjetivismo o simple ejercicio de una libertad individual creadora del bien o del mal", afirma.
Ante esta situación, sugiere que es hora de que florezca en la sociedad española "un gran movimiento de mujeres que pongan de manifiesto el genio femenino y reivindiquen sus vientres como el lugar más seguro para que florezca la vida humana y sea custodiada".