Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amaiur dice que será "herramienta de la nueva Euskal Herria" tras el 20-N y pedirá al Estado implicación en el proceso

Insiste en que "la piedra angular" de su trabajo en Congreso y Senado serán "los derechos nacionales"
Amaiur ha afirmado que se presenta a las elecciones generales del próximo día 20 con el objetivo de "constituirse en una herramienta para construir la nueva Euskal Herria que saldrá del proceso de cambio político y social" y decirle al Estado "debe implicarse en el proceso de diálogo y negociación".
La coalición, integrada por izquierda abertzale, EA, Alternatiba y Aralar, han hecho públicos "los compromisos" que adquiere con la sociedad vasca para su "gestión política en Madrid" en una comparecencia en Vitoria, donde han dado lectura a un comunicado Estitxu Iturrate y Jonathan Martínez, en castellano, y Maite Ariztegi y Jon Inarritu, en euskera, y en la que también han estado presentes Rafa Larreina, Iker Urbina y Igor Navarro.
Los integrantes de Amaiur han explicado que abordan este trabajo "desde el convencimiento de que nuestro terreno de juego natural es Euskal Herria" e irán al Congreso y al Senado a exigir "los derechos que como pueblo nos corresponden".
Amaiur ha resaltado que, en la actual "situación histórica", está "más cerca que nunca la posibilidad real de alcanzar un escenario de paz definitiva en el que se respeten todos los derechos individuales y colectivos" y, por ello, ha apuntado que, "en un momento en el que caminamos hacia la normalización política", concurre a las elecciones generales con el objetivo de "constituirse en una herramienta para construir la nueva Euskal Herria, la que saldrá de este proceso de cambio político y social".
Tras señalar que "la unidad" entre las diferentes fuerzas soberanistas "va ganando respaldo social" y debe convertirse en "el motor del cambio", ha asegurado que serán "el altavoz de Euskal Herria" en el Congreso y el Senado, reivindicando el reconocimiento de "sus derechos nacionales", así como "sus derechos lingüísticos, sociales, culturales y medioambientales".
"Vamos a ser la garantía de que la voz de este pueblo se escucha en Madrid, de que Madrid va a oír que existe una nación que ha decidido que va a ser dueña de su futuro", ha añadido.
Asimismo, ha indicado que reclamará al Estado que "debe implicarse en un proceso de diálogo y negociación que permita alcanzar un escenario de paz y normalización política". Su objetivo es impulsar los términos de la "hoja de ruta" del Acuerdo de Gernika "hasta verlo cumplido" y contribuir en "la creación de un escenario sin vulneración de ningún tipo de derecho".
DERECHO A DECIDIR
La coalición ha mostrado su intención de defender en las Cámaras "el derecho a decidir que como pueblo legítima y democráticamente corresponde a Euskal Herria", abriendo "las puertas a la independencia y a conformar un estado propio si así lo dictase la voluntad mayoritaria de la sociedad vasca".
Asimismo, ha explicado que "la piedra angular" de su trabajo en el Congreso y Senado será "un compromiso con Euskal Herria y sus derechos nacionales", para lo que trabajará por "el respeto a la voluntad democrática de la ciudadanía de los cuatro territorios de Hego Euskal Herria, teniendo en cuenta la realidad política de Navarra y respetando las decisiones que los navarras tomen".
En este sentido, ha señalado que "la decisión sobre el futuro de Euskal Herria le corresponde en exclusiva al conjunto de la ciudadanía vasca", que decidirá "qué marco de relaciones internas y externas quiere tener con los Estados español, francés y el resto de estados de Europa".
A su entender, "Euskal Herria precisa soberanía plena" para que sus ciudadanos decidan "su modelo como país y como sociedad", por lo que realizará "una férrea defensa de nuestra soberanía política, económica, social, cultural, lingüística y ecológica".
UN NUEVO MODELO SOCIAL
Por otro lado, ha indicado que pretende reivindicar "un nuevo modelo social" en un contexto de "grave" crisis económica y de "brutales recortes" de los derechos de los trabajadoras. En este campo, exigirán un marco vasco de Relaciones Laborales y Protección Social que permita a las instituciones y agentes económicos y sociales vascos "disponer de los instrumentos de competencia jurídica para establecer políticas de empleo y protección social soberanas".
También intentarán combatir "la precariedad", exigiendo políticas de creación de "empleo digno, de calidad y con derechos" y apostando por un sector público "fuerte".
La igualdad "efectiva y real" de todas las personas, los derechos culturales y lingüísticos, y la sostenibilidad ambiental y ecológica como "guía de toda política de infraestructuras, de transporte, energética o económica" serán otras de las apuestas de Amaiur, que apostará por "estrechar lazos" con las fuerzas políticas de "naciones sin Estado".