Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amigos de la tierra critica "el deficiente funcionamiento" de la Confederación Hidrográfica del Ebro

Amigos de la tierra ha presentado una queja ante la comisión de peticiones y defensa del Ciudadano del Parlamento de La Rioja por el deficiente funcionamiento de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), según ha dado a conocer en una nota de prensa.
La Confederación Hidrográfica del Ebro es un organismo con casi 100 años de historia, que en el pasado supuso un importante avance en la gestión de las aguas de la Cuenca del Ebro. Sin embargo, este organismo "no se ha modernizado, ni atiende a las necesidades de los ciudadanos ni está sirviendo para conservar los ecosistemas de ribera de nuestra región".
PUNTOS
Desde Amigos de la Tierra han desarrollado una serie de puntos, acerca de la Confederación Hidrográfica del Ebro.
El primer lugar, en Logroño existe una oficina de la Confederación Hidrográfica del Ebro que "teóricamente debe servir para acercar a los ciudadanos a esta Administración Pública". Pero que, "lamentablemente buena parte de los proyectos se encuentran sometidos a exposición pública no en Logroño, sino en Zaragoza. No creemos que sea la forma más adecuada de someter los proyectos a exposición pública".
En segundo lugar, La CHE autoriza todos los veranos importantes desembalses en verano, alterando el ciclo hidrológico del Iregua. El propósito de esta actuación es atender a las demandas de caudales de los regantes aragoneses y catalanes. Estos desembalses "alteran gravemente los ecosistemas de ribera del Iregua y dejan los embalses de esta cuenca completamente vacíos, como ha ocurrido al principio de este año hidrológico".
La situación se complicó tanto en los meses de septiembre y octubre de 2011 en los cuales "las reservas para el abastecimiento de Logroño, se redujeron a cifras ridículas". Desde Amigos de La Tierra creen que "esta situación no puede continuar y se debe regular de otra forma, más acorde con el medio ambiente, la agricultura y el abastecimiento de Logroño y su entorno".
El tercer punto es el amparo de la legislación vigente en lo referente a obras de emergencia la CHE realiza obras en los cauces, sin someterse a exposición pública. "Este procedimiento podría estar justificado, si realmente estuviéramos ante una necesidad real de restablecer infraestructuras y otros servicios. Sin embargo este no es el caso".
"Con esta forma de proceder se realizan actuaciones sin someterse al público, aunque si que se publican en internet, para evitar que sean cuestionadas por los ciudadanos. Con las obras de emergencia se llegan a realizar actuaciones tan cuestionables como el Embarcadero del Ebro en Logroño". Por lo tanto, reclaman que "este tipo de actuaciones se reduzcan a los casos realmente imprescindibles, el resto deben seguir la tramitación ordinaria".
En cuarto lugar, las centrales hidroeléctricas presentes en La Rioja, y las compartidas con Álava y Navarra "no respetan los caudales ecológicos". En la mayoría de los casos se tratan de "instalaciones antiguas, a veces son instalaciones recientes, pero en ambos casos la situación es la misma: importantes tramos de los ríos se dejan secos o reducidos a la mínima expresión". Uno de estos casos podemos encontrarlo "en el meandro de El Cortijo compartido entre Álava y La Rioja. De forma sistemática se dejan entre 10 y 15 kilómetros sin caudales en este tramo, todo para producir energía eléctrica a cualquier precio".
Para terminar, desde Amigos de la Tierra han realizado "múltiples denuncias, escritos a este organismo pero la única respuesta que recibimos es el silencio. No es de recibo recibir el silencio a las denuncias, escritos que presentamos ante este organismo. Es necesario que nuestra sociedad cuente con un organismo necesario pero funcional y cercano a los ciudadanos, la no respuesta es injustificable".