Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amputan las piernas a un bebé de quince meses por un error médico

Los hechos sucedieron el pasado 19 de noviembre cuando los padres de la pequeña, residentes en Chiclana de la Frontera, acudieron con su hija al hospital alarmados por la elevada fiebre que presentaba la menor.
Allí "tras examinarla y explorarla con fonendoscopio, y sin realizarle ningún otro tipo de prueba diagnóstica", le diagnostican gripe A, le aplicaron el protocolo correspondiente a esta enfermedad y le dieron de alta.
Al llegar a su casa, según el Defensor del Paciente de Andalucía, la niña "empezó con vómitos, convulsiones, se le pusieron las manos y los labios de color morado y le salieron unas manchas por el pecho y cuello", tras lo que los padres, ya de madrugada, regresaron al mismo hospital.
La pediatra que les había atendido antes, llamó a otro médico "que nada más verla, decidió ingresarla en la UCI", donde la pequeña permaneció 56 días, y de donde el 19 de diciembre salió para que le amputaran las dos piernas por debajo de la rótula, ya que presentaba una intensa necrosis húmeda hasta ese nivel.
Demanda del Defensor del Paciente
El Defensor del Paciente reprocha ahora al servicio de Urgencias que no realizara las suficientes pruebas a la pequeña para determinar a tiempo que padecía una sepsis producida por una bacteria llamada Neisseria Meningitidis Grupo B, con lo que perdió "la oportunidad sanitaria de curarse a tiempo".
Sin embargo, fuentes de la Delegación en Cádiz de la Consejería de Salud han indicado que "en principio la actuación del hospital fue correcta" y que tanto el hospital como la Consejería se ponen a disposición de la familia para ofrecer cuanta información se necesite. EPF