Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asociación Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura pide "precaución" ante el secuestro para no entorpecer al Gobierno

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura ha realizado un llamamiento a la "precaución y prudencia" ante el secuestro de los tres cooperantes, una de ellas perteneciente a esta asociación, para "no entorpecer la labor del Gobierno español y saharaui".
En un comunicado difundido por esta asociación, su presidente, Eduardo Martín, ha querido además agradecer la "infinidad de muestras de apoyo" que este colectivo está recibiendo desde que se conoció la noticia del secuestro de la cooperante Ainhoa Fernández del Rincón, junto con otros dos cooperantes Enric Gonyalons y Rosella Urrul han
Ainhoa Fernández del Rincón forma parte de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura desde septiembre de 2010, y su estancia en los campamentos de refugiados de Tinduf se realiza en campañas de tres meses.
La cooperante secuestrada es la coordinadora de los seis proyectos que la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui tiene en marcha en los campamentos de Tinduf. "Ella es la intermediaria entre la parte saharaui y nosotros", han explicado fuentes de este colectivo.
En concreto, los seis proyectos que desarrolla esta asociación son de mejora de la producción agrícola de los huertos de Dajla, Smara, N'jeila y huertos familiares en los campamentos de refugiados'; mejorar la calidad de vida de los ancianos, discapacitados físicos y heridos de guerra del Centro Mártir Echereif, o la dotación de alimentos básicos para la población refugiada saharaui en Tindouf.
Fernández del Rincón también coordina el proyecto de Desarrollo y Mantenimiento del Sistema de Comunicaciones en las Wilayas de Smara y Dahla; la Caravana por la Paz para cubrir la falta de alimentos a la población saharaui; o el proyecto 'Vacaciones en Paz' que permite de los niños saharauis puedan llegar a Extremadura a pasar el verano.