Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumentan "considerablemente" en 2013 las medidas de protección de menores, según Observatorio contra Violencia Doméstica

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, acompañada por la coordinadora regional de Violencia de Género contra la Mujer y presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica, Ángeles Carmona, ha expresado su satisfacción por el acuerdo alcanzado por el Consejo de Ministros, que el pasado viernes aprobó la reforma de la legislación de protección de la infancia, con medidas que aumentan la protección de los menores en situaciones de violencia de género o ante casos de abusos sexuales.
En este sentido, Carmona ha señalado que en el pasado año 2013 ya aumentaron "considerablemente" las medidas civiles de protección de los menores, adoptadas a petición de fiscales y acusación particular, como la suspensión del régimen de visitas --174 en 2013 frente a las 168 de 2012--, la suspensión de la patria potestad --18 en 2013 frente a las tres de 2012-- o de medidas dirigidas a proteger la integridad del menor para evitarle un perjuicio --30 en 2013 frente a 17 en 2012--.
Como presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Carmona, asimismo, ha destacado las líneas de actuación para acabar con este fenómeno, centrándose en el análisis de las sentencias de violencia de género desde 2009 hasta ahora para observar la evolución de estos casos, el fomento de la formación de jueces y fiscales en materia de violencia de género y la especialización y comarcalización de nuevos juzgados de lo Penal en violencia sobre la mujer. Asimismo, ha recalcado la importancia de la difusión y sensibilización de la sociedad como "cómplice" a la hora de apoyar la denuncia de las mujeres en esta situación.
En virtud del nuevo marco jurídico que proporcionan los anteproyectos de Ley Orgánica y de Ley de Protección a la Infancia, se hace efectiva la consideración de los menores que son víctimas de violencia de género como víctimas directas, gracias a la modificación del artículo 1 de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.
A este respecto, la delegada ha señalado que "la asistencia y el refuerzo de las medidas de protección para estas víctimas es una prioridad absoluta para el Gobierno de España". Además, ha destacado la "sensibilidad" demostrada por parte del Ejecutivo Central con los hijos menores de las víctimas de violencia de género, poniendo en marcha medidas de protección y apoyo "pioneras" destinadas a paliar las "terribles consecuencias de los casos de violencia de género".
DOS MENORES MUERTOS Y TRES HUÉRFANOS EN ANDALUCÍA EN 2013
En este sentido, Crespo ha recordado que las estadísticas sobre violencia de género ya recogen desde 2013 la cifra de menores huérfanos por esta causa y los casos de menores fallecidos. El pasado año cerró con un total de diez mujeres muertas, tres menores huérfanos y dos menores víctimas mortales de la violencia de género en la comunidad autónoma andaluza. En España, en ese mismo periodo, fueron 42 los menores que quedaron huérfanos como consecuencia de la violencia de género, mientras que seis menores fallecieron. En lo que va de 2014, 12 menores se han quedado huérfanos en España.
El primero de los casos en los que falleció un menor en Andalucía se registró en la localidad malagueña de Campillos (Málaga), en abril de 2013, cuando un hombre causó, presuntamente, la muerte de su hija de seis años aprovechando el régimen de visitas que tenía concedido. Posteriormente, el presunto autor del homicidio se quitó la vida. Sería la primera vez que la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género considerara víctima directa de un caso de violencia de género a un hijo menor de edad.
El segundo de los casos se registró en Málaga, en septiembre de 2013, cuando una mujer resultó apuñalada por su ex pareja, mientras que el hijo que tenían en común, de siete años de edad, fue asfixiado por el mismo. Ambas agresiones se produjeron en el domicilio de la víctima; en esta ocasión, tampoco existía denuncia previa y el presunto agresor tenía antecedentes penales.
La delegada ha recordado que en casi un 65 por ciento de los casos los menores conviven con las madres víctimas de la violencia de género y, de este porcentaje, un 54,7 por ciento asegura que sus hijos han sufrido maltrato, por lo que ha insistido en las "terribles consecuencias de los casos de violencia de género" en la infancia, pues "un menor, solo por ser testigo de hechos agresivos, puede sufrir secuelas psicológicas de por vida".
MEDIDAS CAUTELARES
Por otro lado, tras la reunión que la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, mantuvo con sus homólogos de Justicia e Interior hace pocas semanas, los jueces tendrán a partir de ahora la obligación de pronunciarse sobre medidas cautelares que afecten a los hijos de mujeres maltratadas con el fin de garantizar su protección. Para los menores que sufren también violencia de género, la reforma establece que se procurará que estos niños permanezcan con sus madres, independientemente de la edad.
Crespo ha explicado que diferentes encuestas y estudios acreditan que la población adolescente resulta ser "un colectivo especialmente vulnerable" frente a la violencia de género.
De hecho, más del 20 por ciento de los adolescentes justifica en cierta medida la violencia como reacción a una agresión, según el estudio 'Igualdad y prevención de la violencia de género en la adolescencia' realizado por Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y la Universidad Complutense (año 2011). El 3,43 por ciento de las adolescentes entrevistadas reconocen que les han pegado sus parejas, el 4,64 por ciento reconoce que se ha sentido obligada a conductas de tipo sexual en las que no quería participar y el 6,52 por ciento ha recibido mensajes a través de Internet o de teléfono móvil en lo que le insultaban, amenazaban, ofendían o asustaban.
Ante esta situación, el Gobierno está promoviendo la nueva reforma del Código Penal, que contempla nuevos tipos de delitos vinculados con los menores en la red, como el 'ciberacoso' o la usurpación de la personalidad en las redes y el hostigamiento, que puede producirse mediante amenazas, injurias o coacciones a través de mensajes de 'whatsapp' o grabaciones humillantes realizadas con el móvil.