Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento de Humanes, Madrid, decreta un día de luto por la última víctima de violencia machista

Llegada al cementerio de Humanes del vehículo fúnebre que traslada el cadáver de la mujer de 54 años que murió el Viernes Santo presuntamente a manos de su marido en la localidad cacereña de Valencia de Alcántara. EFEtelecinco.es
El Ayuntamiento de Humanes (Madrid) ha decretado para hoy día de luto oficial para expresar "la angustia y consternación que ha provocado en la ciudad" la muerte de una vecina de la localidad presuntamente a manos de su marido el pasado viernes en la localidad cacereña de Valencia de Alcántara.
El Ayuntamiento también quiere manifestar su solidaridad y apoyo a la familia de la fallecida, Isabel Augusto Bonito, de 54 años, quien trabajaba de limpiadora en un colegio de la localidad.
Isabel fue supuestamente asesinada por su marido, J.M.G.B., de 64 años, el Viernes Santo en Valencia de Alcántara, localidad natal de ambos a la que habían ido juntos de vacaciones, a pesar de que él tenía una orden de alejamiento por malos tratos.
El Consistorio de Humanes ha destacado que se trata del primer caso de violencia machista con resultado de muerte en el que se ve implicada una vecina de la localidad desde la entrada en vigor de la Ley de Violencia de Género.
Ha manifestado que "siendo la violencia de género un problema social de primer orden que atenta contra derechos fundamentales y principios constitucionales básicos, requiere un compromiso social e institucional de rechazo en todas sus manifestaciones así como el apoyo y la solidaridad con las víctimas".
El Consistorio ha convocado una concentración silenciosa de cinco minutos en la Plaza de la Constitución hoy a mediodía, para condenar la muerte de Isabel y "exigir que la violencia de género, en todas sus manifestaciones, desaparezca por completo de nuestra sociedad y de nuestras vidas".