Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barberá exige explicaciones a Rubalcaba por las actuaciones policiales contra el PP

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. EFE/Archivotelecinco.es
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha mostrado su "preocupación" por las actuaciones policiales contra miembros del PP y ha pedido explicaciones al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, por la "parafernalia" con que a su juicio se produjo ayer la detención del presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll.
Barberá se ha manifestado así a preguntas de los periodistas tras inaugurar las obras de urbanización del PAI del barrio de Patraix y ha recriminado que se haya llevado a cabo una operación policial con "un centenar de agentes" y que se haya detenido durante más de doce horas a Ripoll "sin saber el porqué".
"Para pedir un expediente de adjudicación no hace falta montar esa maniobra de cien policías reteniendo o deteniendo y entrando en casa de un presidente de Diputación", ha afirmado para expresar su "preocupación con la manera con que se están llevando las actuaciones policiales contra miembros del PP".
Tras transmitir al presidente del PP en Alicante palabras de "cariño y solidaridad", Barberá se ha "adueñado" de la frase del vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, quien afirmó ayer que "el día comenzó con la sospecha sobre Ripoll y terminó con la sospecha sobre Rubalcaba".
"Esto quiere decir que el ministro del Interior tendrá que dar muchas explicaciones de por qué se trata así a un político después de estar detenido doce horas y luego liberado sin cargos o por lo menos, sin que se sepan", ha señalado.
Barberá ha insistido en que "si para declarar diez minutos, tienes que estar doce horas detenido con esa parafernalia, con esa operación que asustaba, Rubalcaba tendrá que dar muchas explicaciones".
Además, ha asegurado que "no hace ni un mes que los micrófonos estaban en la sede del PP" -en alusión a la denuncia de posibles escuchas policiales ilegales presentada por el partido y archivada por la Justicia- y que el president de la Generalitat, Francisco Camps, se enteró de su imputación en el caso "Gürtel" "por la llamada de un policía anónimo".
Por ello, ha mostrado su "sospecha" sobre el funcionamiento de muchas actuaciones policiales ante "la falta de igualdad en el trato y de respeto del Estado de Derecho y de las garantías que deben tener todos los ciudadanos".