Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez de Barcelona se enfrenta a 9 meses de cárcel acusado de violencia machista

La esposa del ex juez decano de Barcelona José Manuel Regadera ha asegurado este martes que su marido quiso matarla tras una discusión en la que ambos sufrieron lesiones, mientras que él ha asegurado que sólo se defendía de una agresión. En el juicio que ha tenido lugar en la Ciutat de la Justícia, y en el que ambos estaban acusados de agresión, han ofrecido versiones contradictorias de la pelea que tuvieron el 2 de abril de 2008 en su domicilio.
En su declaración, María Rosa Igay ha dicho que temió por su vida, ya que, después de supuestamente agredirla, Regadera le dijo: "Se acabó. Voy a acabar contigo para siempre", se dirigió a la cocina para coger un cuchillo del cajón de los cubiertos y subió de nuevo a la habitación de ella, donde se había encerrado. En su conclusión final, ha asegurado: "Mi marido me pegó y me intentó matar esa noche". El ex decano ha alegado que sólo se defendió de los golpes que ella empezó a darle tras haber tenido una discusión por una infidelidad. 
En su conclusión final, la Fiscalía mantiene las penas que solicitó en su escrito de acusación, de nueve meses de cárcel para Regadera por agredir a su esposa, y de siete y medio para ella. Los abogados defensores solicitaron la absolución de sus respectivos clientes al considerar que se defendían de una agresión.
En caso de ser condenados, los dos deberán pagar una indemnización de 210 euros.
Regadera dimitió semanas después de los hehcos como juez decano, por las presiones de 18 de los 33 jueces de instrucción de Barcelona, que hicieron esta petición en una carta pública.