Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Biobide desarrolla un modelo de pez cebra para medir la eficacia de nuevos medicamentos contra el cáncer

La compañía biotecnológica Biobide, integrada en el Grupo Genetrix, ha desarrollado un nuevo modelo animal de pez cebra para comprobar la eficacia farmacológica de los nuevos medicamentos en fase de investigación de que disponen para el tratamiento del cáncer.
El creciente número de aplicaciones del pez cebra en el proceso de desarrollo de nuevos fármacos ha hecho que la demanda de este tipo de servicios esté creciendo y, en concreto, el modelo desarrollado por Biobide permite detectar la capacidad de un compuesto para inhibir la angiogénesis (formación de nuevos vasos sanguíneos a partir de los ya existentes).
Este proceso fisiológico resulta fundamental para el desarrollo tumoral, en las metástasis, y se encuentra implicado en otras patologías como la retinopatía diabética o la psoriasis, entre otras, de ahí la importancia de contar con un método para validar los compuestos que pueden afectarlo.
Este ensayo anti-angiogénesis, que está totalmente automatizado en la plataforma de 'High Throughput Screening' de Biobide, ya está siendo ofrecido a los clientes después de haberse validado utilizando más de 230 compuestos con resultados muy satisfactorios.
Cabe destacar, que este ensayo es el resultado de la participación de Biobide en el VII Programa Marco de la Comunidad Europea, la cual promueve la utilización del modelo animal en el proceso de 'Drug Discovery'.
El pez cebra destaca por una coincidencia genética superior al 85 por ciento con los seres humanos, además de que sus embriones son transparentes y se desarrollan en 24-48 horas.
Estas cualidades permiten estudiar los efectos que se producen en estos animales cuando se les administran nuevos compuestos, con menores costes y en unos tiempos sensiblemente inferiores que otros modelos animales disponibles.